Bendiciones

81
Rocío Martínez Preciado
Rocío Martínez Preciado

Rocío Martínez Preciado.

Yo la llamo: ¡Abrazos de Dios!. Me llegan a la vida cuando menos las espero y cuando más las necesito. señor Dios, sabes cuánto te amo. Sabes también mis temores, mis preocupaciones, mis dudas, mi cansancio, mis enojos, mis alegrias e ilusiones. Siempre estás en mi vida alentandome cuando más los necesito. Y enviándome abrazos de bendiciones.

Hoy me encuentro en Playa de Manzanillo, Colima, otro nuevo viaje de LOS PLANES DE ALONSO AC. Cada viaje es diferente, siempre nuevos corazones, ahora vienen seis niños bendecidos: Carol, Diana, Zaid, Montserrat, Andrés y Abraham y sus valientes madres llenas de fortaleza y esperanza envueltas en bendiciones. También integrada en el grupo Martha, señora curada de cáncer, le llamaría “Señora del corazón valiente” por su alegráa y lucha por vivir.

Cuando me dicen “Rocío, Dios te bendiga” es un apapacho a mi alma, es un abrazo a mi ser y a mi corazon. Y siempre llegan como las olas “de repente sorprendiéndote”.
En el hotel Tesoro donde nos abrieron sus corazones y puertas, hospedaje y comida sin costo son bendiciones.

Por la mañana reuní a las mamis sin sus niños en el lobby del Hotel y las invité a abrir su corazon y compartir y poner en una cajita todo el peso de las cargas que traemos con nosotros y unirnos como familia, escuchar una a la otra el por qué estamos aquí en la vida y qué signficado existe en ello. Esta cajita se trata de una llena de salmos y citas biblicas; una a una de las madres fue sacando una tarjeta diciendo: ¿Señor qué quieres decirme? Fue increible darnos cuenta cómo a cada una de nosotras era la palabra sanadora y perfecta al momento de nuestra vida en que nos encontramos.

Lloramos, nos bendecimos unas a otras y dimos gracias a Dios por estar aquí en este viaje de playa. Aún a pesar de cada dificultad que trató de evitarlo. ¡Todo lo puedo en Cristo que me fortalece!

Gloria, mamá de Andrés de 5 años de edad, nos compartió cómo su niño antes de venir a playa, tenía problemas de sus pulmones lastimados por la quimioterapia; su saturación pumonar era de 85 y tan solo con dos días que llevamos aquí en Manzanillo, la respuesta positiva de sus pulmones ha sido increíble, la tiene entre 97 y 98 ¡Normal!

Yadira, ,ami de Diana, curada de leucemia nos decia: ¡Estoy asombrada cómo mi niña está comiendo! Cuando por la quimioterapia y tratamientos no lo hace y ahora “Come muchísimo”.

Felices una a una nos compartíamos cómo cada mami veía cambios en sus hijos aquí en este viaje llamados ¡Bendiciones!

Me encontraba escribiendo esta columna, cuando suena mi teléfono; era Rosy Méndez de Manzanillo presentándose y diciéndome que Anette Alfaro, de Fundación Ayo, le comentó de nuestra visita de LOS PLANES DE ALONSO y deseaban regalar un detalle a nuestros niños. Cuando me comentó que ellas eran un grupo de madres con hijos con discapacidad le respondí: Tu hijo no tiene discapacidad, porque tú eres especial y él lo es. Son unos guerreros fuertes capaz de sorprender al mundo.

¡Wow! Dios mío, madres luchando y deseando aún dar al prójimo, esas son ¡Bendiciones! También Caro y su grupo “Divina voluntad” nos hicieron favor de transportar cada vez que lo necesitabamos del Hotel a las playas. Y siguen las bendiciones.

Bendito que siempre abres puertas y corazones. Bendiciones son la vida y tú abre tu vida y bendice y ama a los que se encuentren en tu camino, dales todo tu amor y sé una bendición para ellos.

¡Dios te bendiga! ¡Dios por delante!

Rocío Martínez Preciado
Los Planes de Alonso AC
Presidenta
Cel.4626058359
Correo: rociomartinezpreciado@hotmail.com

Más Noticias de Quintana Roo