¡Pactó con el diablo! Joven asesinó a dos mujeres en un parque para ganar la lotería

10
Foto: Referencial

Mundo.- Un adolescente británico fue declarado culpable el martes de asesinar a dos hermanas como parte de un pacto demoníaco para sacrificar a seis mujeres cada seis meses con el fin de ganar la lotería Mega Millions Super Jackpot, una promesa que la policía cree que pretendía cumplir.

Danyal Hussein, que ahora tiene 19 años, apuñaló hasta la muerte a Bibaa Henry, de 46 años, y a Nicole Smallman, de 27, en un salvaje ataque en un parque rural del noroeste de Londres en junio del año pasado, después de que hubieran celebrado el cumpleaños de Henry con unos amigos, según la policía.

El demonio que decidieron eliminar de ‘El Conjuro 3’

Hussein perpetró los asesinatos para cumplir su parte de un “contrato”, con el demonio “Poderoso Rey Lucífugo Rofacale”, que firmó con su propia sangre, prometiendo “realizar un mínimo de seis sacrificios cada seis meses mientras sea libre y físicamente capaz”, informó la policía a los periodistas.

Estoy totalmente convencido, y mi equipo también, de que habría seguido cometiendo más asesinatos”, dijo el detective inspector jefe Simon Harding, que dirigió la investigación. “Es difícil de comprender para cualquier persona normal. Es casi una especie de película”.

Henry y Smallman habían ido al parque Fryent de Wembley para celebrar con amigos, pero se quedaron solas hasta la madrugada. Hicieron 150 fotos, indicó Harding, y la última imagen “inquietante” muestra mirando de reojo lo que la policía cree fue la llegada de Hussein.

Este apuñaló a Henry ocho veces y Smallman sufrió 28 heridas tras presentar una “lucha muy valiente”, según Harding. Después de los asesinatos, arrastró los cuerpos al bosque, donde fueron encontrados entrelazados al día siguiente por el novio de Smallman.

Hussein, que vivía con su madre, fue localizado por las manchas de sangre encontradas en el lugar de los hechos y fue detenido casi cuatro semanas después, según informó la policía a los medios. Creen que sólo una herida en la mano que sufrió durante los asesinatos le impidió llevar a cabo más matanzas.

Conjuros

Cuando los detectives registraron su casa, encontraron su contrato junto con tres billetes de lotería. También había símbolos satánicos y un libro de conjuros escrito a mano, entre los que se incluía algunos para que las mujeres le encontraran atractivo, según la policía.

Hussein negó en todo momento su participación, alegando que se trataba de una elaborada conspiración, pero un jurado del tribunal londinense de Old Bailey le declaró culpable de los asesinatos.

La sentencia se dictará más adelante.

La policía dijo que no estaba claro cómo se fascinó con el ocultismo. Los agentes sabían que había accedido a la internet oscura, pero no pudieron acceder a su cuenta porque se negó a dar sus contraseñas. También tenía un iPad que no pudieron desbloquear.

El material que pudieron ver mostraba que chateaba con otras personas en línea, pero esto tenía más que ver con conjuros de amor, dijo la policía a los periodistas.

Harding describió a Hussein, que había planeado ir a un campamento de verano en Estados Unidos, como un “joven muy arrogante”, pero por lo demás poco llamativo. Le habían diagnosticado autismo, pero no tenía ninguna relación con los servicios de salud mental.

El adolescente, que según los detectives había mostrado evidencias de algunos pensamientos de extrema derecha, fue remitido por su escuela en 2017 al programa británico de lucha contra el extremismo, pero fue dado de alta sin preocupaciones pendientes al año siguiente, dijo la policía a los periodistas.

Para agravar el sufrimiento de las víctimas, dos policías fueron acusados de mala conducta en la función pública por tomar fotografías “inapropiadas” en la escena del asesinato y compartirlas en WhatsApp.

Con información: Excelsior