Cacicazgo de Marciano Dzul impide el desarrollo de Tulum

MARCIANO DZUL

TULUM, MX.- Marciano Dzul Caamal, el pasado viernes 26 de enero se registró como pre candidato a la presidencia de Tulum. La noticia no sorprendió a nadie en el noveno municipio pues es de todos sabidos que es el “único priísta con la capacidad de gobernar”.

Y ni negarlo porque, desde el 2009, a la fecha ha sido quien maneja el destino de Tulum. Claro, para ello se ha valido de Martín De los Cobos, David Balam y de su hermana Romalda. Los tres únicamente han ejecutado las decisiones de Marciano Dzul.

Pero este cacicazgo que impone el priísta, como lo ha impuesto en el Comisariado Ejidal de Tulum, donde también se ha aferrado al poder, le ha propiciado un gran daño a este municipio donde las invasiones, la inseguridad y los ecocidios, han marcado la vida de este lugar.

Si bien parece que el partido tricolor muestra unidad al haber un solo candidato, no olvidemos que ya varios se han salido de sus filas precisamente por la imposición de Marciano Dzul y sus propios candidatos.

Tan sólo recordemos que en la elección del 2016, era Marciano quien quería competir, pero gracias al principio de igualdad de género, tuvo que poner a su hermana Romalda quien, ahora vemos, está cansada de la política (o de ser manejada a antojo de su hermano) y decidió no buscar la reelección.

Pero los priístas, los mismos que desde el pasado proceso ya no aguantaron más las imposiciones del cacique, respaldadas obviamente por Félix González y Roberto Borge, ya preparan maletas para buscar nuevos horizontes en otros partidos.

Aunque otros, como Gilberto Gómez Mora, mejor se aguantarán calladitos, porque sabe que tiene las manos metidas en el lodo y de traicionar a su partido, lo más seguro es que Marciano no se quedé tranquilo.

En casi 9 años de gobiernos dzulistas, Tulum ha visto cómo el futuro tan promisorio con que se pintaba, ahora es incierto. De entrada, el tema de la inseguridad ha crecido a un ritmo preocupante, y la muestra está en la cabeza que dejaron a principios de este año a un costado de una escuela primaria.

El crimen organizado no tuvo ningún pudor en dejar esta muestra de su violencia a unos pocos pasos de un centro educativo, dando un mensaje no sólo a las autoridades, sino a la ciudadanía y sus hijos de lo que pueden hacer.

A lo anterior, debemos sumar el plantón que decenas de policías mantienen en los bajos del palacio municipal hace más de un mes, desde el 14 de diciembre. Marciano (Romalda), lejos de sensibilizarse y lograr una solución diplomática, ya empezó a aplicar medidas como descontar los días y, a los sindicalizados, a meterlos en línea.

A estos dos temas, también hay que agregar las invasiones que algunos aseguran son promovidas por el mismo Marciano Dzul quien, como líder ejidatario, posee más de la mitad de las tierras y, por ende, sólo buscaría estas invasiones para que, en un corto futuro, obligado por los derechos humanos, introduzca servicios a costa del dinero de los contribuyentes.

No olvidemos tampoco el desastre ecológico que ha provocado. Primero con el cierre del basurero a cielo abierto que se ubica en la salida a Cobá, donde jamás invirtió un peso para sanearlo, y que se sabe aún llegan camiones de volteo a arrojar más desechos sólidos.

En el caso del relleno sanitario, Dzul Caamal hizo un jugoso negocio al venderle al Ayuntamiento uno de sus lotes, es decir como ejidatario vendió lo que como presidente municipal compró. Utilizó 20 millones de pesos para construir un relleno sanitario incompleto que en sólo dos años fue rebasado su tiempo estimado de vida que era de 10 años.

Y no podemos olvidarnos de la anarquía que provocó en la zona turística donde no sólo se acabaron las ventanas al mar, sino que permitió se sobredensificara el lugar que de pro sí ha tenido problemas para el abasto de agua potable y ahora, los nuevos hoteles y restaurantes construyen sin ningún respeto por la zona de mangle y que ya han sido denunciados por diversos grupos ambientalistas, ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

También te puede interesar: Gilberto Gómez Mora, se adelanta a los tiempos electorales… como para no perder de nuevo la candidatura

Marciano Dzul busca un quinto periodo de gobierno, perpetuarse en el poder, preocupado únicamente por su futuro, no el futuro de una comunidad que cuenta con la más grande riqueza histórica de Quintana Roo, como ha quedado constancia en todos los hallazgos subacuáticos, en los diferentes cenotes que hay dentro de su geografía.

Y los priístas tulumenses una vez más se quedaron callados, lo dejan hacer. Parece que no se dan cuenta, que están encerrados en una cápsula, sin ver que Tulum ya creció y hay mucha gente que llegó de otros lugares donde los caciques únicamente los conocen de revistas y películas. Y estos son los que sin duda quieren un futuro diferente para Tulum.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios