Martín De la Cruz usa “poder camaleónico” para buscar puestos de elección popular

Playa del Carmen.- Martín De la Cruz Gómez, el eterno líder de la CROC en Quintana Roo aprovechó este viernes 5 de diciembre la visita del gobernador Carlos Joaquín González, para buscar los reflectores y dar la imagen de que tiene “la bendición” del mandatario para buscar la presidencia de Solidaridad.

Entrevistado por los medios, el líder charro, que aún práctica el sindicalismo del siglo XX, volvió a manifestar su interés por la candidatura de su partido, el Revolucionario Institucional.

Por años, De la Cruz Gómez ha sabido explotar su posición para colocarse en puestos de representación popular, como síndico municipal, diputado local y diputado federal suplente.

Todo esto, a pesar de que en ocasiones ha demostrado públicamente simpatías con otros partidos y candidatos distintos al tricolor.

Hoy, lo que pareciera dar a entender con su presencia en el festejo de los Reyes Magos, es que la candidatura no sería por el PRI, sino por el PAN, o el PRD…

En el pasado proceso electoral, Martín De la Cruz levantó la mano para buscar la candidatura del PRI, la cual se entregó a Filiberto Martínez.

Hoy, nuevamente alza la mano, pero ante lo que es un rumor cada vez más creciente de que no será él, sino otro candidato que surgirá de la coalición con el Verde Ecologista, ahora busca en otros vientos lo que tal vez su partido no pueda darle.

Pero, que no engañe a nadie… Martín De la Cruz lo que menos quiere es una candidatura a la presidencia de Solidaridad porque sabe que la responsabilidad no es igual a la que tiene en su sindicato. No es lo mismo atender los miles y miles de problemas de la comunidad, gestionar recursos para obra pública, mantener el liderazgo de este destino turístico y, lidiar con los distintos representantes de la sociedad, que manejar a su antojo el destino de cientos de trabajadores de la industria turística.

Martín no quiere meterse en problemas y afectar su imagen… sólo busca conservar el poder que ha recabado en sus años al frente de la CROC.

Basta recordar la elección presidencial del 2006, cuando el candidato priísta Roberto Madrazo no pudo levantar en las encuestas y la competencia se dio entre Andrés Manuel López Obrador y Felipe Calderón Hinojosa.

La CROC bajo la campaña de “Ni un voto al PAN” disfrazó su apoyo al entonces candidato perredista, promoviendo el voto útil para AMLO, cuando las señales de que su barco tricolor se hundía eran evidentes.

¿Qué tenía que hacer Martín De la Cruz en un acto nada partidista, diciendo a los medios que espera la convocatoria de su partido para apuntarse?

Y peor, acompañado de un numeroso grupo de sus súbditos croquistas.

Pero lo volvemos a decir, Martín no estaba confundido, tiene muy claros sus objetivos y utilizando esta política camaleónica, de relacionarse con todos los partidos y con ninguno, es como se ha conservado en el poder. En el poder sindicalista.

No será “cuadrándole el ojo” al gobernador como obtendrá la candidatura. ¿O es acaso que un gobernador panista dará el dedazo de los candidatos priístas?

También te puede interesar: Se “destapa” Martín de la Cruz para Solidaridad

Además, ¿acaso ya se le olvidó a Martíncito que en el 2010 fue el primero en hacer público su apoyo hacia Roberto Borge Angulo, y no a favor de Carlos Joaquín González, como candidato a la gubernatura, comprando espacios en los principales periódicos de circulación estatal?

Que a nadie le extrañe, que este líder se vista de azul, o de amarillo, o del color que sea, mientras ese color lo ayude a preservar un poder que empieza a perder ante el empuje de otros que hay abajo de él en este sindicato charro.

Más noticias Quintana Roo

DEJA UN COMENTARIO

comentarios