Escaño anticorrupción que destila opacidad

FISCAL

Escaño anticorrupción que destila opacidad

 

Por Manuel Jesús Avila

Hablando en términos de meteorología, ciencia que estudia los fenómenos atmosféricos, diremos que la trayectoria de un huracán se puede prever con anticipación y determinar qué puntos golpeará y qué tanto afectará según su fuerza y todo gracias a la observación y análisis de ciertos patrones y condiciones de la atmósfera, de tal manera que los meteorólogos pueden advertir del peligro o las situaciones de riesgo que se avecina. Pero a pesar de esos conocimientos esta ciencia no arroja siempre datos exactos, pues las predicciones pueden cambiar ante las variaciones y presiones atmosféricas, lo que a final de cuentas determina el recorrido final del fenómeno.

El nombramiento del nuevo titular para la Fiscalía Anticorrupción de Quintana Roo está supeditado no solo al voto favorable de las dos terceras partes de los integrantes de la Legislatura, sino también de la cercanía y simpatía que gocen de manera independiente, cada uno de ellos, con el fiscal general del estado, Miguel Ángel Pech Cen. Así lo vemos desde fuera. El simple hecho de estar en la terna del fiscal ya los hace ganadores, pues los que fueron bajados del barco no gozaron de la misma simpatía del titular de la Fiscalía estatal, aunque sí eran bien vistos por un amplio sector de la sociedad. Entre ellos estaban Didier Vázquez Méndez, ex director general de la Policía Municipal Preventiva de Felipe Carrillo Puerto; Roxanna Lili Campos Miranda, y el ex contralor del Teqroo y actual director del Periódico Oficial, José Antonio Barón Aguilar, quien era visto por muchos -desde su postulación- como el favorito al cargo. De manera sorpresiva ni uno de los tres antes mencionados llegó.

La Comisión Anticorrupción, Participación Ciudadana y Órganos Autónomos tiene la encomienda de analizar los perfiles y elegir al idóneo -que haya cumplido a cabalidad con los requisitos de elegibilidad que marca la ley- antes del 15 de septiembre. Así pues, la terna final que aspira a ocupar el puesto titular para el combate a la corrupción en Quintana Roo está conformada por Raúl Rafael Ojeda González, Joanna María Guadalupe Gutiérrez Martínez y Rosaura Antonina Villanueva Arzápalo, quienes de aquí al 15 estarán bajo el escrutinio público, el del pueblo, haciendo su elección nada tersa y tampoco libre de cuestionamientos por ser los elegidos de Miguel Ángel Pech Cen.

También te puede interesar:Maestros de la prestidigitación

A escasos cuatro días de conocer el tan esperado nombre ya no hay tiempo para subsanar, en caso de que algún integrante de la terna propuesta no haya cumplido debidamente con los requisitos de elegibilidad, pues estaría de forma automática descartado según la propia Ley de la Fiscalía General del Estado, que de igual forma prevé la sustitución de la persona previamente propuesta. Aunque de este tipo de sorpresas no esperamos se tengan. Pero lo que sí es un hecho es que Quintana Roo podría tener un fiscal anticorrupción sin trayectoria ni experiencia en el combate a la corrupción, pues en la convocatoria emitida por la Fiscalía General del Estado se eliminó uno de los requisitos para ser titular de la misma, que es el acreditar conocimientos y experiencia en materia de transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción. Ante esto, la ciudadanía espera que lo dicho por Eduardo Martínez Arcila, presidente de la Gran Comisión del Congreso del Estado se cumpla al pie de la letra y se cierre de una vez por todas el paso a la opacidad y a la corrupción en el estado.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios