Pangolines: Cazados por carne y medicina tradicional

Foto: Infobae

Mundo.- Existe una buena posibilidad de que nunca hayas oído hablar del tímido y solitario pangolín, pero si lo has hecho, probablemente fue en el contexto de la crisis del COVID-19. Los expertos creen que el nuevo coronavirus se originó en un “mercado húmedo” chino, un mercado que vende animales vivos y muertos para consumo humano. Allí, los pangolines eran vendidos para hacer sopa.

¿Qué son los pangolines?

Aunque podrías creer que son reptiles, los pangolines en realidad son mamíferos. Hay ocho especies diferentes: cuatro asiáticas y cuatro africanas. Incluso se sabe que las crías suben a las colas de sus protectoras madres para trasladarse, hasta que son destetadas.

Las crías de pangolín se amamantan durante aproximadamente tres meses y, generalmente, permanecen al lado de sus amorosas madres hasta que tienen alrededor de 5 meses de edad, luego, se independizan.

Aquí hay otro hecho divertido sobre las crías de pangolín: nacen con escamas suaves, que se endurecen en unos pocos días. Son estas escamas distintivas las que dieron a los pangolines el apodo de “oso hormiguero con escamas”. (Igual que los osos hormigueros, tienen hocicos y lenguas largas y además comen hormigas).

¿De qué están hechas las escamas del pangolín?

Esto es genial: el pangolín es el único mamífero completamente cubierto de escamas, las cuales usa para protegerse. Sus escamas están hechas de queratina, el mismo material del cabello y las uñas humanas.

¿Para qué se usan las escamas del pangolín?

Es debido a estas singulares escamas que el pangolín es explotado y considerado el animal más traficado del mundo.

Igual que los tigres por sus huesos y los rinocerontes por sus cuernos, los pangolines son cazados furtivamente, traficados y asesinados por sus escamas y su carne.

Las escamas de pangolín a veces son utilizadas para medicina tradicional china, a pesar de que China ha aprobado leyes para proteger a estos animales. Sus escamas y piel también se usan para hacer ropa, zapatos y accesorios de moda.

Los pangolines, que en su hábitat natural son reservados y solitarios, también son cazados y asesinados por su carne.

Pangolines y COVID-19

El egoísmo de los humanos y el trato especita hacia estos animales podría ser la razón de la existencia del nuevo coronavirus. Desde que expertos han sugerido que los pangolines pueden ser el reservorio de la COVID-19, el oso hormiguero con escamas ha sido catapultado a los titulares, reportajes de noticias y conversaciones.

Decomiso del trafico de pangolines

Cuando no son explotados por los humanos, los pangolines tienen vidas interesantes.

Solo hay una cosa que reúne a los pangolines en sus hábitats naturales: el apareamiento. Cuando no se reproducen, estos mamíferos escamosos prefieren estar solos. Aunque a menudo se les compara con los osos hormigueros, están relacionados más estrechamente con los gatos.

Igual que los gatos con los que compartimos nuestros corazones y hogares, los pangolines merecen respeto y consideración.

Cuando se sienten amenazados, los pangolines se enrollan completamente en forma de bola (como los armadillos). También usan sus garras afiladas y liberan un fluido maloliente como mecanismo de defensa, parecido a lo que hace un zorrillo. Pero incluso estas características notables no pueden proteger a estos animales (algunos de los cuales están en peligro de extinción) de la mayor amenaza de todas: los humanos.

El único animal al que se puede culpar de la COVID-19 y otras enfermedades zoonóticas mortales es el humano.

No debería hacer falta una crisis de salud global para cambiar la forma en que tratamos a los animales, pero todos podríamos aprender algo del brote de COVID-19, de todos modos. Ya sea un pangolín, una rata, un cerdo, un perro o un niño, cada animal es digno de nuestra compasión. Ninguno debería estar en un mercado húmedo, un plato, un closet o cualquier otro lugar distinto de su hábitat natural.

Con información: Los animales no son nuestros