Las redes de los cárteles mexicanos se abren camino a nuevos horizontes e intensifican su accionar en Europa.

 

Pasaron de ser actores aislados en el mundo de la delincuencia organizada a tener presencia en la Unión Europea (UE), en los últimos tres años los cárteles mexicanos han ampliado sus “territorios” en el negocio de la cocaína, al tiempo que emergen como una amenaza potencial en el mercado de las metanfetaminas.

De acuerdo con un informe en el que Europol y el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT) actualizan el mapa del negocio ilícito de las drogas en la UE. El documento, será publicado este martes en la sede de la Comisión Europea, constituye el tercer análisis de su tipo desde 2013, y ha sido elaborado con base en información de inteligencia y el seguimiento de la evolución de la producción y el tráfico de drogas tanto dentro como fuera del bloque.

Este estudio afirma que “los grupos de la delincuencia que anteriormente sólo estaban involucrados en la UE de manera marginal, como los cárteles mexicanos, han intensificado su cooperación con otros grupos delictivos.”

Cabe destacar que el mercado comunitario de la cocaína históricamente había sido dominado por la alianza entre bandas mafiosas italianas, como la Ndrangheta, y los cárteles colombianos.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios