Seguirán encerrados, pero ahora todos juntos; presionan a EU para revirar política migratoria

El día de hoy el presidente de Estados Unidos Donald Trump anunció que pronto tomará medidas en su política anti-inmigrante para evitar el dolor de la separación de las familias.

En el discurso ofrecido esta tarde aseguró que pese a que todos los republicanos piden a gritos una seguridad sólida en la frontera, serán “compasivos” con las familias de inmigrantes y harán los posible por mantenerlas juntas.  

Cabe destacar que lo que está haciendo el magnate es prácticamente encarcelar a todas las personas que están en su país sin documentos, aunque no cuenten con antecedentes penales, que en la mayoría de los casos son inmigrantes que llegaron hace varios años y que formaron ahí un patrimonio.

Ahora, bajo las nuevas normas y su deseo exacerbado de construir un muro en la frontera con México, Donald Trump está deportando a todos inmigrantes pero luego de despojarlos de todo, incluidos los hijos que procrearon en Estados Unidos.

Sin embargo, ahora el propio líder reconoce que está teniendo muchos problemas con los Demócratas quienes “no quieren votar por nada“, y a quienes “tampoco les importa la seguridad del país“.

El llanto de decenas de familias y las críticas internacionales no le fueron suficientes a Donald Trump para convencer a sus connacionales de sellar todas las fronteras de Estados Unidos, especialmente la del sur con México.

También te puede interesar: Estados Unidos abandona el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Tan sólo ayer la embajada estadounidense dio a conocer que se salía del Consejo Mundial de los Derechos Humanos, luego de tacharlo de “hipócrita” y de servir únicamente como promotor ideológico en defensa de Israel.

Lo que nos podemos imaginar en el corto plazo es que estas familias de inmigrantes que estaban siendo separadas, permanecerán juntas, pero finalmente encarceladas como hasta ahora, enfrentando un lamentable proceso de deportación.

Más Noticias de Quintana Roo