Profeco revela que cubitos de consomé no aportan nutrientes a la alimentación

consomé de pollo
consomé de pollo

Si eres de los que usa cubitos de consomé para sazonar la comida, esta información te interesa, pues de acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), este tipo de alimento no cumple con las normas establecidas para considerarse nutritivo.

El producto que puede ser encontrado en tres presentaciones: granulado, polvo o cubos, está regido por la Norma Mexicana NMX-F-603-NORMEX-2003.

Según lo marca esta regulación, los cubos de caldo de pollo deben contener un mínimo del seis por ciento de proteína total, así el producto reconstituido debe contener 50 mg/l de nitrógeno proveniente de la carne y al menos 400 mg/l de grasa de ave, pudiendo adicionarse con otras grasas distintas.

Sin embargo, el último análisis realizado en 2017 por el Laboratorio Nacional de Protección al Consumidro, reveló que los cubos de caldo de pollo tienen principalmente sal como ingrediente principal, y varía entre 10.36 a 3.43 gramos por cada 250 ml dependiendo de la marca.

En tanto a las grasas saturadas, llega a contener de 0.03 a 0.80 gramos en cada 250 ml del producto.

Por lo tanto, la Profeco aclaró que el consomé de pollo no cuenta con un aporte significativo de nutrientes. Además, no corresponden a productos totalmente de origen animal, ya que son adicionados con proteínas y grasas vegetales.

Este tipo de productos contienen glutamato monosódico, utilizado para potencializar el sabor, pero que aumentan el contenido de sodio.

Asimismo, la Procuraduría señaló que la presentación de cubo tiene más grasa que la de polvo.

Con información de Sin embargo