Desaparece la última capa de hielo ártico, tal como se pronosticó en 2017

Los glaciares tienen una antigüedad de más de 5 mil años y reciemente el hielo del ártico está desapareciendo debido al cambio climático, que ha arrasado con ecosistemas, flora, y fauna en todo el mundo. 

Esta vez, ha provocado que la última capa de hielo ártico canadiense haya desaparecido. Esto ha sido comprobado, gracias a imágenes satelitales capturadas por la NASA, donde pudo observarse la progresiva destrucción de los dos glaciares con más de 5 mil años de antigüedad, ubicados en la bahía de St. Patrick, en la meseta de Hazen de la isla en Nunavut, Canadá.

Una desaparición anunciada

De acuerdo con un estudio en 2017 se pronosticó que las capas de hielo ártico empezarían a derretirse hasta llegar a un punto sin retorno 5 años después, este fue  realizado por científicos del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo canadiense.

Con cámaras satélites, fue posible visualizar el derretimiento de las dos capas de hielo de 1959 a 2015, tiempo en el que el tamaño se redujo al 5% del original; en las fotografías de este año, la última capa de hielo ártico canadiense ha desaparecido.

Mientras que durante el año 2019, la capa de hielo ártico canadiense perdió una cantidad récord de hielo, equivalente a 1 millón de toneladas métricas por minuto. Esto significa que el Ártico desaparece mucho más rápido de lo que los científicos habían calculado hace algunos años.

Mark Serrez, profesor en la Universidad de Colorado, y autor del artículo sobre el derretimiento de los casquetes polares, se mostró muy triste ante la desaparición de las capas de hielo, mismas que él logró disfrutar hace un par de décadas.

“Cuando visité esas capas de hielo por primera vez, parecían un elemento permanente del paisaje. Verlas morir en menos de 40 años me deja sin palabras. No quedan más que algunas fotografías y muchos recuerdos”, señaló Mark Serrez.

Y es que aunque los estudios de Serrez, pronosticaban la desaparición de los casquetes en un mediano plazo, las temperaturas tan altas en el verano de 2015 redujeron la vida de los casquetes de hielo de la bahía.

“Fue como ver a un amigo enfermo, siendo consumido lentamente por una terrible enfermedad. Sabía que se acercaba el final, pero de todos modos no podía estar completamente preparado para ello. El cambio climático es muy, muy real y como siempre se predijo, el Ártico está liderando el camino”, añadió Mark Serrez.

Consecuencias del cambio climático en el Ártico

Además de la desaparición de la última capa de hielo ártico canadiense, otros glaciares cercanos a los casquetes polares de la bahía St. Patrick también han desaparecido, como el hielo Murray y Simmons, que se localizaban en una elevación más alta y fueron reduciendo su tamaño rápidamente.

“La llamada ‘amplificación del Ártico’, que se refiere a la observación, no a la teoría, explica lo que ha sucedido en los últimos años. El Ártico se está calentando a un ritmo mucho más rápido que el resto del globo, de dos a cuatro veces más rápido”, agregó Mark Serrez.

Por desgracia, estudios recientes aseguran que las capas de hielo ártico canadiense no serán los últimos glaciares en desaparecer, ya que la temperatura global cada año aumenta exponencialmente, poniendo en riesgo la vida de todos los seres vivos.