Mujer confiesa que mató a su hijo a cinturonazos, tenía 7 años

La mujer golpeó a su hijo con un cinturón y una pala de madera hasta que el pequeño convulsionó y murió.

Los hechos ocurrieron en la ciudad de Punitaqui, región de Coquimbo, Chile, donde una mujer fue detenida por matar a su hijo de 7 años a cinturonazos.

Medios locales señalan que la mujer habría golpeado a su hijo con un cinturón y una pala de madera hasta que el niño, llamado Marcos, convulsionó y murió.

Debido al oficio de minero del padre de familia, la mujer solía quedarse en casa a cuidar de sus dos hijos de 5 y 7 años de edad.

‘Lo maté, lo maté, le pegué…’, confesó la madre

La madre, de 33 años, no contaba con denuncias previas de violencia intrafamiliar o conductas agresivas. Sin embargo, un arranque de ira pudo animarla a golpear a su hijo adoptivo hasta arrancarle la vida.

Cuando la mujer se dio cuenta de la gravedad de su actuar, llamó a servicios médicos para recibir una ambulancia. Minutos más tarde, decidió llevarlo ella misma al hospital.

Testigos, afirman que la mujer llegó a la sala de urgencias confesando su crimen:

“Lo maté, lo maté, le pegué, se cayó de la cama, lo maté”, confesó la madre de Marcos.

Pero al cabo de 30 minutos de ‘reanimación cardiovascular’, el niño murió.

Los médicos ya habían reportado que Marcos “presentaba múltiples moretones en todo el cuerpo”.

La detienen por el delito de parricidio

Tras confirmarse la muerte del niño, autoridades locales detuvieron a la mujer como el delito de parricidio.

Durante la audiencia para determinar su crimen y sentencia, el Servicio Médico Legal entregó el expediente de autopsia realizada al menor, los cuales indican que murió a causa de golpes que provocaron un “edema pulmonar traumático por politraumatismo”.

Cabe destacar que hasta el momento, no se ha difundido información sobre el paradero del padre de Marcos.