Imagen Archivo

Cancún.- Dos niños, de apenas año y medio y dos años de edad, cayeron en una alberca en una casa en la Región 90. La niña falleció, en tanto que el niño permanece internado en aparente estado de coma.

Los hechos ocurrieron a eso de las 2 de la tarde. La dueña de la casa había sufrido una quemadura en las manos, por los que llegó una mujer en calidad de empleada doméstica para ayudarle en sus labores. Esta mujer llegó acompañada de una niña de 2 años de edad. En la casa estaba, además de la dueña, su hijo de 17 meses de edad, así como su cuñada.

Según narró esta mujer posteriormente, ella le dio de comer a su niña y la puso a dormir, para después dedicarse a limpiar la estufa. No pasaron 10 minutos cuando miró por la ventana y descubrió el cuerpo de su pequeña flotando sobre la alberca, por lo que corrió a sacarla.

Cuando brincó en el agua y la sacó, escuchó el grito de “¡mi niño!” de la propietaria, percatándose entonces que también estaba este menor en el agua, auxiliándolo.

Entre todos intentaron revivir a los menores, que estaban inconscientes, al no tener éxito, salieron y en un taxi acudieron al Hospital General, donde llegaron sin signos vitales.

El personal del lugar intentó resucitar a ambos, lográndolo únicamente con el niño de un año y cinco meses, de la dueña de la casa. La niña de dos años, hija de la empleada doméstica, fue declarada muerta.

También te puede interesar: Dos heridos de bala en Benito Juárez

El menor fue trasladado a la clínica Quirúrgica del Sur, donde está internado en estado de coma.

Al parecer, la alberca contaba con una reja de aluminio, pero en un descuido quedó abierta.

Más noticias Quintana Roo