En un polígono de 150 metros de frente por 350 de fondo avanza en Cancún la estructura de acero y concreto del Complejo de Seguridad C5, mientras el Mando Único de Quintana Roo proyecta cerrar este año con la instalación de mil 300 de las mil 800 cámaras que alertarán a las diversas corporaciones de manera simultánea a los hechos delictivos y emergencias que se reporten en los 11 municipios de la entidad.

El complejo, que concluirá en la primavera de 2020, albergará a todas las corporaciones y al cerebro informático que es la parte medular del proyecto de seguridad encargado de recopilar información, realizar análisis de inteligencia y reducir los tiempos de búsqueda, localización y detención de objetivos criminales, con capacidad de monitoreo de 1,852 cámaras y botones de pánico.

Ahí estarán alojadas todas las áreas implicadas en la seguridad ciudadana, emergencias y protección civil, y también todo el apoyo logístico y equipamiento que requiere la operación de los números 911 de emergencias y 089 para denuncias anónimas.

Como parte del Sistema Estatal de Video Vigilancia, integrado a este proyecto, se considera la instalación de 1,852 cámaras de las cuales 450 serán PTZ; 1,350 fijas y 52 Lectoras de placas. Una PTZ gira 360 grados y las fijas se orientan a distintos grados para tener toda la visión de objetivos importantes.

Estos puntos de monitoreo incluyen un botón de pánico para que las personas, ante cualquier situación, puedan activar una alerta que de inmediato enfocará la cámara principal hacia donde se solicita la intervención, con el fin de enviar el apoyo que se requiere a ese punto específico en un término de cuatro a cinco minutos.

Aparte el botón de pánico hay, en cada punto, un interfon donde las personas pueden solicitar la ayuda con la que se activa de inmediato el protocolo correspondiente. Si la persona está herida, desde el Centro de Comando se envía una ambulancia. Si requiere seguridad, se envía una patrulla. Si es un incendio, acuden los Bomberos.

El C5 está conformado por diversas áreas; aparte de la de Monitoreo de Videovigilancia están las Unidades de Análisis Criminal y de Inteligencia; Policía Cibernética y Registro Público Vehicular (REPUVE).

En este complejo y bajo esquemas de coordinación interinstitucional estarán permanentemente elementos de la Guardia Nacional, el Ejército, Policía Federal, fiscalías generales de la República y del estado; Seguridad Pública estatal y municipal; Protección Civil, Cruz Roja, Bomberos, Secretaría de Turismo y organismos que atienden violencias específicas, como las fiscalías de la mujer y de delitos sexuales.

El cerebro o parte medular del C5 es la inteligencia o las diversas herramientas para obtener la mayor cantidad de datos posibles sobre un hecho criminal; entre ellas, las cámaras de seguridad, los arcos carreteros, líneas de emergencia, un sistema multibiométrico dactilar, palmar y facial de última generación. En general, una infraestructura de alto procesamiento que permite integrar las diferentes tecnologías (servidores, seguridad, voz, video y datos).

DEJA UN COMENTARIO

comentarios