Prepara Cozumel “paquete de alivio” para empresas

Cozumel.- Autoridades municipales ya trabajan en la elaboración de un “paquete de alivio” para auxiliar a contribuyentes durante la actual contingencia sanitaria, explicó el tesorero Hilario Gutiérrez Valasis, quien indicó que el Ayuntamiento tendrá que aplicar recortes y medidas de austeridad, pues la recuperación se ve que será lenta.

En entrevista, el tesorero señaló que tendrán que ajustar la proyección de los ingresos y los gastos municipales, pues el mundo enfrenta el ambiente financiero más difícil quizá desde la posguerra.

“Vemos un reto importante; la administración municipal debe buscar aliviar la carga tributaria y por otro lado atender las necesidades del municipio, con finanzas deterioradas”, explicó, señalando que empresarios y microempresarios en estos momentos deben pensar en llevar ingreso a sus casas y mantener su nómina, y no tanto en cubrir sus contribuciones municipales.

“Ya hacemos análisis de los nuevos escenarios. Tendremos que entrar en un esquema de austeridad significativo, priorizando el cuidado de la ciudadanía, en servicios y seguridad”, comentó Gutiérrez Valasis.

Afortunadamente, argumentó, desde el inicio de la administración se han ido saneando las finanzas, tanto con la actualización de tablas catastrales, el refinanciamento de la deuda y con el derecho de saneamiento, que ahora incluye a cruceros, si bien todavía no aplica.

Tocará hallar un consenso con los proveedores, pues ahora es tiempo de solidaridad para todas las partes, lo mismo que con deudores como el ISSSTE o el Gobierno del Estado. En cuanto a la nómina, tienen reservas para cubrirlo, pero deberá plantearse un recorte generalizado.

Presionado sobre este punto, el funcionario se negó a brindar más detalles, al insistir que la principal tarea ahora es trasmitir tranquilidad.

De la Federación, dijo que hasta ahora no han dado señales de querer brindar algún apoyo, salvo por algunos comentarios sobre el anticipar participaciones, lo que sería un alivio temporal, que los pondría en aprietos a final de año.

“Esto no es como un huracán, la recuperación se antoja muy lenta”, advirtió.