Llamándose ahora Sac-Tun, Calica pretende que se olviden sus ecocidios

Playa del Carmen.- La empresa minera Sac-Tun, antes llamada Calica, hoy brindó una rueda de prensa para detallar lo logrado en seis meses del lanzamiento de su “proyecto de sustentabilidad” de tres años, en el que financian diversos estudios ambientalistas en el estado. 

La representante de la empresa indicó que ellos trabajan para lograr decretar dos nueva áreas protegidas, en Puerto Morelos y Mahahual, además de operar en las que ya están decretadas, como en la Laguna del Manatí, en donde se instalaron tres controles de acceso, señalizació y 120 horas de capacitación al personal destinado a esta zona. De acuerdo a Sac-Tun, el resultado fue un descenso en 60% de infracciones, como pesca furtiva.

Cada uno de los investigadores que reciben apoyo de este programa brindó un resumen de su trabajo, lo que incluye monitoreo de tortugas marinas en Holbox y Yucatán, promover el uso sustentable del tiburón ballena, rastrear los movimientos de jaguares en el estado, conteo de manatíes, entre otros.

Notoriamente ausente en estos estudios es el impacto de la propia Sac-Tun, por la extracción de material en un predio de mil hectáreas en Solidaridad. Es una actividad que le ha generado críticas, en especial por su litigio contra el Ayuntamiento, para explotar otros dos predios colindantes, actualmente marcados para conservación y que se indican son parte del corredor utilizado por jaguares.

La representante de Sac-Tun indicó que el propósito de esta estrategia ambiental es reforzar sus lazos con la comunidad, estrategia de relaciones públicas similar a cómo Calica antes renovaba parques en Playa del Carmen con la misma finalidad.

Te puede interesar: https://quintafuerza.mx/quintana-roo/playa-del-carmen/protesta-chano-toledo-contra-calica-y-trump/

Cabe destacar que durante mucho tiempo se ha señalado a esta empresa de atentar contra el ecosistema, causando un grave ecocidio, afectando a la flora y la fauna. Y que pese a múltiples denuncias de ciudadanos y activistas no se ha hecho nada contra la empresa, que hoy con un cambio de nombre e imagen corporativa pretende que se olviden de un plumazo todos los daños que ha causado por años.

Además se ha señalado que los investigadores a cargo de estos estudios difícilmente criticarán a la empresa, puesto que su trabajo es financiado por la misma Calica, hoy Sac-Tun.