Colectivos foráneos permanecerán bajo puentes viales

paradero bajopuentes
paradero bajopuentes

Aunque las vialidades en el primer cuadro de la ciudad ya fueron reabiertas a la circulación, en Playa del Carmen, las unidades que prestan el servicio de transporte colectivo foráneo a Cancún, Tulum y Carrillo Puerto, se mantendrán ahí.

La idea, según el director de Transporte Municipal, Manuel Pérez Mendoza, es dar certeza al espacio para que ya nadie los remueva pues, aseguró, se han reducido los tiempos de traslado.

Hay que recordar que la idea de que los bajopuentes sirvieran como paradero del transporte no es nueva, ya que desde su construcción en el 2011 se manejó la posibilidad, pero había sido descartada pues también se promovió crear un espacio cultural y recreativo.

Pero, al no estar municipalizado el espacio, no se concretó nada.

Hoy, y de acuerdo al entrevistado, se revisará con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Mientras, las unidades de los tres sindicatos involucrados (Lázaro Cárdenas del Río, Tiburones del Caribe y Andrés Quintana Roo), mantendrán el sitio como lanzadero.

Esto, además es parte de otro plan de reordenamiento del transporte urbano donde, lo que se busca, es evitar la concentración de camiones y colectivos en el primer cuadro de la ciudad.

En este sentido, Pérez Mendoza observó que la zona entre la avenida Juárez, avenida 30 y calle 2 Norte es una zona muy congestionada.

“Estamos trabajando, haciendo mesas de trabajo, un acercamiento con directivos del sindicato de taxistas; traemos un proyecto de ordenamiento en el primer cuadro de la ciudad”, dijo.

“La intención es sacar del primer cuadro el transporte, poner en otro lugar donde desahogar la parte en conflicto  y que se vea beneficiado el inversionista y el mismo usuario”, agregó.

La propuesta es habilitar cuatro paraderos nuevos: en la avenida 40 entre Calle 2 y avenida Juárez; en avenida 35, entre calle 1 Sur y avenida Juárez; en avenida Juárez con calle 2 Norte y en avenida  35 entre las calles 2 y 4 Norte.

“Esos los vamos a habilitar, cambiar la estructura que hay por ahí, para brindar un mejor servicio y la gente este en un lugar accesible”.

Si bien, reconoció ha habido algo de resistencia por parte de los que prestan el servicio, la intención es mejorar la movilidad y confió en que se acepte.