‘Podría volverse intratable’: Alerta OMS por aumento de casos de supergonorrea

87

Alerta la Organización Mundial de la Salud (OMS) que esta cepa de supergonorrea, ‘podría volverse intratable’. Esta es una enfermedad de transmisión sexual (ITS) que se ha revelado resistente a los antibióticos y lo peor va en aumento.

De acuerdo con la OMS, que la supergonorrea es una cepa resistente a los antibióticos, debido a al “uso excesivo de antibióticos en la población” que puede “impulsar la aparición de resistencia a los antimicrobianos en la gonorrea“, dijo el experto, que puso como ejemplo la azitromicina, un antibiótico común para el tratamiento de infecciones respiratorias que se utilizó para el tratamiento del covid-19 al inicio de la pandemia.

Además indicó que los servicios de ITS se han visto interrumpidos debido a la actual emergencia sanitaria, provocando un aumento de los casos de enfermedades de transmisión sexual no diagnosticados correctamente y, a su vez, en más gente que opta por automedicarse.

“Esta situación puede impulsar la aparición de resistencia en la gonorrea, incluida la súper bacteria de la gonorrea (supergonorrea) o la gonorrea con un alto nivel de resistencia a los antibióticos recomendados actualmente para tratarla”, explicó.

Advierten sobre uso excesivo de antibióticos

En este sentido, las cepas resistentes de gonorrea continúan siendo un “desafío crítico” para los esfuerzos de prevención y de control de las enfermedades de transmisión sexual en todo el mundo.

El uso excesivo de los antibióticos que se ha registrado durante la actual pandemia está alimentando la mutación de la supergonorrea, lo que le está proporcionando un “entorno ideal para propagarse”, sostienen desde el organismo dependiente de la ONU.

La supergonorrea puede multiplicar por cinco la transmisión del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y las infecciones oculares que pueden provocar ceguera en caso de no tratarse.

Cabe señalar que cada año se registran en todo el mundo más de 90 millones de infectados por gonorrea, cifra que está creciendo en un 17 %. La mayor parte de los casos se detectan en África, aunque los contagios en Occidente están experimentando un aumento “a un ritmo alarmante”.