“La clase política debe respetar la Ley de la naturaleza”: Rubén Albarrán

Tulum,QRoo.-“Nuestros hermanos de la clase política y la clase empresarial, deben respetar la Ley de la naturaleza, abrir el corazón y que su visión se aclare: no son ellos y nosotros, somos los mismos”, dijo Rubén Albarrán, a quien la gente reunida ayer en una protesta pacífica por Xcacel-Xcacelito, deseaba ver y unirse a todas ONGS presentes, para decir no a la construcción del el proyecto La Calma Eco Resort.

“Gozar la vida sagrada”

El vocalista de Café Tacvba, coincidió con los representantes de varias organizaciones no gubernamentales locales (ONGs) como Moce Yax Cuxtal y sus fundadoras Laura Patiño y Guadalupe Rosa; Grupo Ecologista del Mayab (Gema),entre muchas otras que buscan que Xcacel Xcacelito sea Área Natural Protegida y pase de 100 metros a 550, comprendiendo de Chemuyil hasta el Parque Xel Ha.

Luego de invitar a sentarse sobre la arena, el artista dijo en entrevista para Quinta Fuerza que como seres humanos ,“nuestra visión va más allá, llega más lejos que el horizonte, por eso es importante cuidar espacios amplios y abiertos, naturales, porque de esa forma vemos miles de generaciones atrás y adelante, queremos que puedan disfrutar de lugares como Xcacel-Xcacelito“.

Debemos disfrutar y proteger a las plantas,animales, insectos, al espíritu del agua, del viento, de la tierra, hermanarnos y abrazarnos, gozar de la vida sagrada. Todo esto es sagrado, no solamente las iglesias de cualquier religión lo son, también se debe poner la fe en la  naturaleza, que no es religión, es espiritualidad más profunda y humana“, dijo Rubén Albarrán.

La religión se ha sectorizado, hay diferentes religiones, pero la espiritualidad está en lo más profundo de cada uno de nosotros y en ella encontramos la respuesta, que podamos conectar para comprometernos de un a manera consciente, bella y alegre con el corazón del universo y amar conlleva a ese respeto, atención, apreciación, aceptación, de que esto es así y debemos cuidarlo”, expuso.

Además dijo que no hay por qué transformar patrimonios naturales como Xcacel-Xcacelito, que es perfecto así.

Las ganancias económicas, el poder, pueden subsistir tal vez para ustedes en esta generación, tal vez en las generaciones que sigan, pero no en muchas más. Hacemos un llamado al corazón de esa clase política y empresarial, para que con el poder que tienen,con esa buena fortuna, con ese manejo de los recursos económicos, puedan alegrar su corazón y trabajar por el bien mayor, con la inteligencia colectiva, que siempre será superior a la individual“.

El cantante hizo un llamado a que los políticos se unan a la inteligencia colectiva, al bien mayor que es más positivo que el bien de los menos.

Las verdaderas leyes

Para este integrante de  Café Tacvba y otras bandas como Hoppo, quien desde hace varios años se ha convertido en defensor de la vida y naturaleza, los presentes que repudian la construcción de este complejo llamado, La Calma Eco Resort impulsado por Palmares del Country, S.A. de C.V., desean que el lugar, santuario de tortugas y hogar de diversas especies, se conserve.

Las leyes escritas no son las principales; para ponerlo claro las leyes principales son las naturales. Esas leyes menores deseamos que reconozcan que este es un santuario, que se amplíe porque solamente son 100 metros protegidos y deseamos que se amplíe hasta la carretera y de manera permanente para que nuestras hermanas tortugas pueda anidar tranquila y pacíficamente“,enfatizó.

También te puede interesar: Pide Rubén de Café Tacvba proteger Xcacel-Xcacelito

Rubén Albarrán dijo que las presencia de las tortugas, de su energía e inteligencia y visión es necesaria para nosotros, “no es que si desaparezcan no pasa nada, claro que pasa mucho.Son necesarias para seguir subsistiendo“, dijo y expresó que para él es una ilusión la separación del ser humano, así como individuo. “Como especie no estamos separada de las demás, estamos unidos en un entramado que invitamos a respetar”.

En su percepción, descubrir el entramado se logra con la contemplación en la naturaleza, el escuchar al silencio y también a las voces naturales, como el mar, viento, los cantos del águila, de los pájaros, palmeras, árboles “y así nos damos cuenta de que sin todos los demás somos una hebrita nada más que el viento y el tiempo se lleva”.