Marta Elsa de Loya González de 39 años de edad, era una mujer mexicana que se enamoró por Facebook de un salvadoreño de nombre Mauricio Campos González, de 42 años, quien tras un año de relación a distancia, la convenció de mudarse a su país para vivir juntos.

Marta, ilusionada, empacó sus cosas, se llevó a su hija de 13 años y emprendió el viaje, del cual nunca regresó, pues Mauricio la mató por supuestas infidelidades.

El hecho ocurrió el martes pasado a las afueras de su casa en “El Rodeo”, municipio de San Agustín Usulután.

De acuerdo con la Policía Nacional Civil (PNC), la mujer y su hija se encontraban sembrando frijol, cuando de repente llegó Mauricio, la insultó y comenzó a agredirla, sin importar que su hija estuviera ahí tratando de protejerla. Marta recibió varias heridas con un machete que le causó la muerte, mientras su hija se llevó diversos cortes que la dejaron al borde de la muerte, sin embargo fue llevada al hospital donde actualmente se encuentra grave.

Tras el ataque, el hombre huyó creyéndolas muertas, y se escondió entre la maleza, mientras pobladores acudieron al rescate tras oír los gritos de ambas, para después llamar a la policía.

“Fue impactante llegar al lugar y ver la situación tan complicada… La señora indefensa y la niña tirada en el suelo y ensangrentada”, relató una fuente policial.

Investigadores de Usulután junto a policías de seguridad pública de San Agustín y Jiquilisco iniciaron la búsqueda de González hasta que lo encontraron y detuvieron en las montañas del mismo municipio el miércoles a las 11:30 de la mañana.

“Desde el primer momento en que cometió el delito, fue imparable la búsqueda durante la tarde noche del día del crimen hasta ayer que fue localizado en San Agustín”, sostuvo un oficial de la policía.

Mauricio Campos, al verse rodeado, no se resistió al arresto, incluso se entregó y pidió que no actuaran contra él.

De acuerdo con uno de los pobladores del lugar, “la señora no había dado ningún motivo de infidelidad para que la asesinaran. Al sujeto lo catalogamos como ‘enfermizo’, él se formó o se imaginaba en su cabeza que ella era infiel”.

Medios locales informaron que Marta Elsa denunció a su esposo salvadoreño de haber violado a su hija ante la Fiscalía General, pero éste lo negó, escudándose en su religión, pues dijo que anduvo predicando en radios entre 2003 y 2009. Respecto al asesinato de su esposa, dijo haberlo hecho por seducción del diablo.

Sin embargo los problemas y desacuerdos escalaron, incluso en diciembre pasado Marta Elsa lo denunció en la Fiscalía General acusándolo de haber violado a su hija. Él aseguró que eso era mentira y dijo de forma textual “la niña salió bien”.

“Yo tengo 19 años de estar en la obra (evangélica); aquí me valió el diablo. Dos iglesias he levantado”, trató de justificarse ante el atroz crimen.

Además aseguró que De Loya, le había sido infiel varias veces, pero que la había perdonado siguiendo los preceptos de su religión, lo cual fue desmentido por sus vecinos.

También te puede interesar: Dan 50 años de cárcel a asesino y violador de niña playense de 9 años

Mauricio Campos solía compartir publicaciones en las que se indicaba que la mujer no debe vestir ropa corta ni ajustada, pues según una de sus publicaciones “la mujer viste para Dios, no para que los hombres la vean.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios