Algunos estudios realizados en China a pacientes que tuvieron coronavirus y lograron recuperarse han demostrado que la capacidad pulmonar de los mismos se vio reducida hasta en un 30 por ciento.

Esto es asegurado por el especialista Owen Tsang Tak-yin, director médico del Centro de Enfermedades Infecciosas en el Hospital Princesa Margarita de Kwai Chung, en el cual los médicos examinaron a por lo menos una docena de pacientes después de su recuperación.

De esta docena, al menos dos o tres de ellos presentaron dificultades para retornar a su rutina diaria.

“Tienen dificultades para respirar cuando caminan un poco más rápido. Algunos pacientes pueden tener una reducción de su capacidad pulmonar de entre el 20 y 30% después de su recuperación”, puntualizó el experto en el marco de una conferencia de prensa.

Otra prueba que confirma lo anterior son algunas de las tomografías pulmonares realizadas a nueve pacientes que estuvieron infectados. Estas mostraron que tenían pulmones severamente dañados. Incluso los describió como algo parecido a “vidrio congelado”.

En su opinión faltan estudios concluyentes y también esperar a que pase un poco más de tiempo para ver si hay más secuelas en los pacientes que tuvieron coronavirus. Una de estas podría ser la fibrosis pulmonar, que es un endurecimiento de los tejidos del pulmón que dificulta su adecuado funcionamiento.

Te puede interesar: https://quintafuerza.mx/mundo/abuelito-de-100-anos-se-cura-de-coronavirus-en-china/

Una de las recomendaciones que se les ha hecho a estas personas es que practiquen deportes y hagan actividades físicas, como por ejemplo, la natación. Pues esto podría ayudarles en su recuperación.

Con información de La República.