Una de las acciones que están implementando las autoridades en México y el mudno para evitar que continúen al alza los casos de coronavirus en México es recomendar o exigir a las personas mantenerse aisladas y/o encerradas en sus viviendas. Sin embargo, hay mucha gente que no puede hacer lo anterior, pues de no salir a vender o a laborar no tendría con qué alimentarse y hacer frente a esta cuarentena.

Este es el caso de miles, por no decir millones de mexicanos, quienes como Nicolás Pérez Olivo, residente en Xalapa, Veracruz, tiene que seguir saliendo a las calles a vender sus productos para poder llevar el pan y unos cuantos persos a su casa.

Nicolás relata a e-consulta Veracruz que si bien su esposa y sus dos hijos ya están aislados, él continúa trabajando diariamente para llevar la comida a su hogar.

¿A qué se dedica Nicolás? Pues a repartir verdura de casa en casa. Y confía en que el mismo aislamiento al que se han sometido las familias permitirá que más gente busque sus servicios, para que él les lleve frutas y verduras a las puertas de sus hogares.

Además dice que ha tomado las medidas necesarias de higiene, tales como usar gel antibacterial al momento de despachar a sus clientes, por lo que espera que la gente no desconfíe.

Con su carretilla recorre un promedio de siete colonias de Xalapa a la semana. Dice que cada día carga entre 100 y 150 bolsas de verdura. Durante varias horas, cada día, ofrece productos como calabacitas, tomate, cebolla, zanahoria, papa, y chayote; también transporta naranja, melón y papaya, entre otros.

Cuenta también que todos los días sale de Xico hacia la Central de Abastos en la camioneta de un conocido para surtirse de los productos que más tarde venderá a sus clientes.

Una cosa que le ha llamado la atención es que durante esta contingencia por coronavirus o Covid-19, los precios de algunos procuctos los han ido subiendo poco a poco, de dos a tres pesos en algunos, lo que a su vez implica que gane menos e invierta más.

Te puede interesar: Video: Personas regalan dinero a vendedores ambulantes ante el Covid-19

Concluyó diciendo que él no puede darse el lujo de dejar de trabajar, pues no tiene un sueldo o prestaciones como empleados o burócratas, por lo que él y sus colegas seguián saliendo a las calles de Xalapa a brindar su servicio, esperando que la gente les compre. Dice que a veces invierte hasta unos 700 psos o a veces un poco más, y en un buen día puede ganar unos 300 pesos, con los que se alimentan él, su esposa y sus dos hijos.

Aquí piuedes el video de la entrevista de Nicolás, quien está en la misma situación de miles o millones de mexicanos que viven al día y que no pueden para por coronavirus.