Martín de la Cruz con poco respaldo, acarreados ya no le temen

Martín de la Cruz

PLAYA DEL CARMEN, MX.- El pasado sábado 13 de enero, el Comité Directivo Municipal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), publicó en estrados la convocatoria para el registro de precandidatos.

A diferencia de los protocolos anteriores, esta vez, no hubo las masas de militantes, seguidores, y bases del tricolor solidarense.

Ahora, unos 50, 60 priístas a los mucho, y no los miles de antes, se presentaron para gritar con poca fuerza, casi por obligación el grito de “¡Unidad, Unidad, Unidad!”

Martín de la Cruz, con poco respaldo

Tras este grito que sonaba a esperanza, los priístas vitorearon al posible candidato, Martín De la Cruz Gómez, quien a diferencia de sus actos sindicales, llegó acompañado de unos cuantos, sin su célebre batucada, la batucada que ha apoyado las candidaturas de los anteriores.

La unidad llegará al PRI, sólo si reparten bien las regidurías.

La muestra del sábado refleja todavía el malestar de muchos sectores al interior del partido, luego del mal reparto de las candidaturas a los puestos de elección popular que, como sabemos, no gustaron a muchos y que fue una de las causas que provocaron la derrota del tricolor en las urnas.

No se vio a las lideresas, famosas por su acarreo de votantes a la mera hora; ni se vio a los anteriores líderes del partido, a parte de René Alamilla, croquista de hueso colorado; y  mucho menos a quienes han sido los primeros priístas en Solidaridad, es decir, los ex presidentes municipales salidos de este organismo.

Ausentes

Obviamente, no se presentaron ni Mauricio Góngora Escalante, ni Rafael Castro Castro, ni Gabriel Mendicuti Loría, ex presidentes que, como es del conocimiento popular, están evadidos a la acción de la justicia para aclarar el destino de varios recursos públicos.

Pero tampoco se presentaron otros, como Román Quian o Filiberto Martínez.

Otros ausentes, fueron los líderes y ex líderes ejidatarios, aquéllos que han sido el soporte monetario de otros procesos electorales.

Tampoco se notó la presencia de organismos y fundaciones que por años fueron cobijadas por el PRI, como la Fundación YVL, de Yolanda Vázquez Luna; ni siquiera del Frente Juvenil Revolucionario o México Joven.

Esta vez, la avenida 38 no tuvo que ser cerrada a la circulación vehicular porque el conglomerado no fue más allá de la pequeña explanada que en otros tiempos se pintaba de rojo.

Tampoco se colocó el templete que servía para bañar de pueblo a los ex aspirantes.

Vaya, no era el mismo PRI de otras épocas.

Unidad condicionada

Sí, los pocos asistentes gritaban unidad, y respaldaban a Martín De la Cruz como su gallo. Pero, esta unidad y este respaldo estará condicionado a las decisiones que tomen a la hora de formar la plantilla, con el síndico y los 9 regidores que estarán detrás de Martín De la Cruz.

De entrada, habrá que hacerles entender a los que aún se dicen priístas, que para el proceso irán en coalición con los partidos Verde Ecologista y Nueva Alianza, a quienes se otorgarán unas de éstas regidurías.

Ya después, las que queden, que no serán las más como ocurrió en el pasado, tendrán que buscar el acuerdo salomónico y la conciliación entre quienes no reciban un pedazo de pastel, para que no les vuelva a pasar la misma suerte.

Busca Félix González conservar el fuero, pero como diputado federal

No será fácil, para el PRI salir del bache, se ve casi como una hazaña para sobreponerse pues, de entrada, en esto de las candidaturas ya se perfila un viejo hueso y que ha sido favorecido en varias ocasiones quien busque la diputación federal por el distrito 01 que tiene sede en Playa del Carmen y abarca a los municipios de Solidaridad, Tulum, Cozumel, Isla Mujeres y Lázaro Cárdenas.

El ex gobernador y aún senador Félix González Canto ya levantó la mano. Ya dijo que quiere ser diputado federal, y por ser cozumeleño, le tocaría la candidatura por este distrito, el distrito que más decepcionados dejó a los priístas en las últimas elecciones.

No lo duden, si Félix González se apunta, los pocos priístas que quedan aquí, buscarán mejores rumbos como han hecho varios.

La débil dirigencia priísta, no sólo en Solidaridad, con Carlos Dzib Magaña, sino en Quintana Roo con Raymundo King De la Rosa, sigue sin entender que su barco no ha salido a flote, no ha llegado a puerto seguro, ni ha sido reparado para soportar una nueva tempestad.

Y tampoco dudo que desde ahora, muchos priístas no estén contentos con la designación del líder croquista pues e proceso abierto y transparente, y que daría apertura al registro de los aspirantes, sigue siendo la misma pantomima de quienes están detrás del partido para seguir disfrutando de los cargos de elección popular.

También te puede interesar: Reitera dirigente de la CROC respaldo a sus dos “gallos”

De seguir así, lo más seguro es que para la próxima convocatoria, sólo se presente el aspirante, pero ya sin seguidores.

Más noticias de Quintana Roo

DEJA UN COMENTARIO

comentarios