¡Basta!

135

Rocío Martínez Preciado

Un día, le preguntaron a Mahatma Gandhi ¿Cuáles son los factores que destruyen al ser humano? y él respondió: “La política sin principios, el placer sin compromisos, la riqueza sin trabajo, la sabiduría sin carácter, los negocios sin moral, la ciencia sin humanidad y la oración sin caridad”.

Gandhi dijo que la vida le había enseñado que “la gente es amable, cuando yo soy amable, las personas están tristes cuando yo estoy triste, todos me quieren cuando yo los quiero, todos son malos cuando yo los odio, hay caras sonrientes, cuando yo les sonrío, hay caras amargadas cuando yo estoy amargado, el mundo es feliz cuando yo soy feliz, la gente se enoja cuando yo estoy enojado, las  personas son agradecidas cuando yo estoy agradecido. La vida es un espejo: todo es el reflejo propio, la actitud que tome frente a la vida es la misma que la vida tomará ante mí y el que quiera ser amado, que antes ame”.

Así de simples es; ¡Basta!, de culpar a otros, ¡Basta!, de culparte a ti. En estos tiempos de violencia y crisis se deberían de llamar no febrero o diciembre, se deberían de llamar los meses y año de culpa; porque culpamos al gobierno, culpamos al jefe, culpamos al vecino, al amigo, al familiar etcétera.

Y no optamos por decir ¡Basta!, he decidido no formar parte de una comunicación que nos está hundiendo, ya no voy a ser cómplice de compartir malas noticias de asesinatos, secuestros, guerras, mafia, voy a dejar de ser un eco ante lo negativo, voy a dejar de llenar mi mundo de temor; ahora voy a decir ¡Basta!. Y comenzaré diciendo, no permitiré que la conducta de otras personas condicionen mi vida.

No cambies tu naturaleza si alguien te hace daño, sólo toma precauciones para que no lo permitas, pero, no formes parte de este plan (que no es el de Dios), levanta tu voz para decir ¡Basta!, pero comienza diciéndotelo a ti mismo.

No seas la ganancia de los medios de comunicación que nos utilizan y mantienen pegados a un televisor o a un celular llenando nuestras cabezas con lodo, y lo siguen haciendo durante días porque ven sus resultados positivos.

Me gustaría imaginarme ¿Qué pasaría si tan sólo un día? no prendiéramos el televisor o viéramos noticia en el teléfonos; la mafia de la comunicación perderían miles de pesos. Pero lo más positivo, seria nuestras mentes, estaríamos ocupados en cosas positivas que nos hacen mejores personas.

Quizá conversaríamos un poco más con nuestra familia o daríamos unos minutos a escuchar una melodía o nota alguna de reflexión. ¡Basta!, de despertar por la mañana y levantar con flojera por comenzar un día, cuando es en realidad una oportunidad de crecer y decir: “vida hoy voy a vivir lo mejor que pueda”.

Hoy voy a ser feliz porque lo deseo, hoy triunfaré porque usaré mi sabiduría, hoy voy a amar porque pondré mi corazón, gracias vida, gracias Dios, ¡BASTA!, de cerrar los ojos y las cortinas del telón de tu vida.

Date oportunidad de hacer la diferencia, ¡BASTA!, de desánimos y bajar la esperanza ¿Recuerdas cuando la mayoría de personas escuchó la canción “Vive?” Nos hace reflexionar, meditar e inspirar en lo que dice:

“Deja el rencor para otro tiempo y hecha tu barca a navegar. Abre tus brazos fuertes a la vida, no dejes nada a la deriva del cielo nada te caerá. Trata de ser feliz con lo que tienes vive la vida intensamente, luchando lo conseguirás”.

Yo opino que eso y más es lo que vale la vida. Ser positivos, ser una flama de una vela que hoy la prendes y compartes luz de esperanza y cambio por un mundo mejor.

Imagínate, ¿Cuánto puede irradiar tu luz?, que puede llegar a formar una hoguera de luz con tu familia y amigos que te rodean. Sería increíblemente maravilloso.

¡Basta!, de esperar, la vida no espera decídete a cambiar al mundo, tú puedes lograrlo y eres responsable de él, tu casa, mi casa es la misma, un mismo techo nos cubre; el cielo.

Respeta tu vida, yo respeto la mía y juntos lo lograremos.

¡Dios por delante!

Rocío Martínez Preciado

Presidenta

Los Planes de Alonso

Cel. 4626058359

Correo: rociomartinezpreciado@hotmail.com

Más noticias de Quintana Roo

DEJA UN COMENTARIO

comentarios