Rocío Martínez Preciado

¿Recuerdas la canción Una Sonrisa? Cuando llego a mi casa me espera una dulce sonrisa. La sonrisa mas tierna que borra todo mi dolor.

Cuando escucho esa sonrisa me olvido de todas las penas y en sus ojos yo encuentro que el mundo es mucho mejor. “Una sonrisa puede más que un grito, puede más que todo si te sientes solo, busca una sonrisa que te hará Feliz”.

Cuando voy por las calles y veo sonriendo a un niño me pregunto, por qué los grandes “no ríen así”, una sonrisa puede más que un grito, puede más que todo, si te sientes solo “Busca una sonrisa que te hará feliz”. Para mí, Rocío, esa canción marcó mi vida.

Encontré un cuaderno, donde estaban escritas unas letras de mi hijo Alonso, precisamente el día de su funeral y decía: “Una sonrisa puede más que todo, puede más que un grito que te hará feliz”.

¡Guau!, encontrar ese escrito que él seguramente a sus 8 años de edad lo copió de esta canción y los destinos de Dios y la vida, hicieron que la encontrara en ese momento preciso en que yo tenía a mi hijo horas antes para dirigirnos a su misa de cuerpo presente.
¿Una sonrisa? ¿Cuando mi corazón esta destrozado? ¿Suena ilógico, no?

Mas al paso de los años he comprendido mas el significado de esas letras. Para calmar la sed, “Tomas agua”, ante el frío, una hoguera prendes. Ante la lluvia, “Te cubres con un paraguas”.

Ante ese dolor tan inmenso de madre, que cada paso que daba, cada respirar me trastornaba, cada parpadeo de mis ojos, las lágrimas me lastiman. Encontrar ese mensaje de mi hijo Alonso de 8 años a las horas de morir él.

Es un mensaje muy profundo que solo su amor y el mío entenderían. Él me pedía que sonriera, él me estaba explicando que estaba bien, que no temiera; él estaba en donde no hay más dolor, más tristeza, más incertidumbres; se encontraba abrazando en la luz y amor de Dios y me estaba diciendo con ese mensaje “Una sonrisa puede más que todo”.

“Mamá, Dios tú y yo” sonreiremos juntos, “no te preocupes” ¡Y así fue! Dios es un Dios de Alegría; nacimos provocando una sonrisa a nuestros padres, al contemplarnos por primera vez al tenernos en sus brazos.

Sonreímos cuando cae el primer diente “imaginando a ese ratón que nos traerá la moneda bajo la almohada”; sonríen nuestros padres al contemplar nuestros primeros pasos. ¡Sonríe por favor! y te lo digo yo que he pasado muchas batallas en mi vida.

Murió mi madre cuando yo tenía 13 años, tengo epilepsia; murió mi hijo de 8 años de edad por el cáncer.

Contemplo muchas batallas más que he vivido pero no puedo permitir que el cáncer del egoísmo de la envidia, del enojo de la duda, de el poder ¡mate mi sonrisa!.

Me fascina cuando corrí por la calle y alguien me sonríe ¡Guau, iluminó mi vida!.
Muchas veces de broma digo ¡Sonríe, yo invito!
S´q que no es fácil ¡mas tampoco es imposible!.

Mi película favorita ¡La vida es bella!, que trata de cómo el amor de un padre transformó a su hijo mientras estaban en una cárcel a un lugar diferente; el niño sonreía ante lo que el padre le decía ¿Por qué nosotros no nos decíamos “sonríe, tu batalla pasará”?.

El poder de una sonrisa es incalculable. “Desarma, contagia, ilumina” y sobre todo “Nutre”.
Alimentarse de sonreír, nuestro cuerpo se nutre, nuestra médula se alimenta de más defensas, cuando te enojas o estas triste, la médula se inmunodeprime y llegan las anemias, las enfermedades, está comprobado.

Acaba de pasar el 14 de Febrero, Día del Amor; te invito a tomar de la mano a esa persona que veas triste en la calle o donde vayas, y no tomarla físicamente, porque quizá no la conozcas y pensarÁs ¿Como voy a tomar su mano si no la conozco?”.

Al decir tómala de la mano es referirme a “Sonríele”, le darás luz a su vida y sin necesidad de tocarla, tu mano será entrelazada con la tuya, con el simple poder de una sonrisa y si tú te sientes triste y solo, dirígete al espejo y encontrarás esa hermosa persona, que te ama y que te pide le sonrías, y … “Sonríete a ti mismo” y sé como el viento, toca con tu sonrisa a todo el que se acerque a ti.

Este mundo está lastimado y necesita de la luz de nuestras sonrisas ¡Hoy sonríe, yo invito!.
¡Dios por delante!

Rocio Martinez Preciado
Presidenta
Los Planes de Alonso
Cel. 4626058359
Correo: [email protected]

Más Noticias de Quintana Roo.