Con los 21 mdp de la consulta innecesaria, se comprarían 54 mil vacunas Covid

    - Advertisement -
    - Advertisement -
    - Advertisement -
    - Advertisement -

    No pocos habíamos advertido que la consulta contra la empresa concesionaria del servicio de agua potable en el norte de Quintana Roo era un ejercicio sin sentido, debido sobre todo a que existe un contrato vigente que es difícil de romper debido a diversas cuestiones legales.

    Además ha sido muy evidente que esta consulta no ha sido más que una causa que han abanderado personajes oportunistas como Marybel Villegas Canché, quien ha ido de partido de partido según le convenga a sus intereses. La hoy morenista buscaba hacerse notar con este ejercicio con la finalidad de alcanzar la candidatura a la Presidencia Municipal de Benito Juárez, lo que finalmente no obtuvo.

    Se autonombraba defensora del pueblo y sus causas, pero no le decía a estas mismas personas que ella desde un principio dio el aval para que este contrato se firmara entre la empresa concesionaria y el gobierno del estado. Y ahora, varios años después, venía a cambiar su postura solo porque le interesaba lograr una nueva candidatura y un nuevo “hueso”.

    Pero vayamos más allá. Algo que resaltaba en este tema era el altísimo costo que iba a significar para las instituciones electorales de Quintana Roo el organizar esta consulta para retiro de concesión, y que fue lo que a la postre obligó al Ieqroo a suspenderla.

    Estamos hablando de nada más y nada menos que 21 millones 800 mil pesos. Sin duda que en estos momentos, en los que seguimos sufriendo afectaciones de todo tipo por la pandemia por Covid-19, habría muchos temas en los cuales podrían ser mejor aprovechados esos recursos.

    Resulta evidente que dada la crisis, la baja en recaudaciones y que incluso la federación ha mandado menos recursos, el gobierno estatal no tuvo cómo incrementar el presupuesto del Instituto Electoral de Quintana Roo para que este ejercicio se pudiera llevar a cabo.

    21 MILLONES 800 MIL PESOS

    Y es que para darnos un ejemplo, hablemos de en qué podrían invertirse mejor esos 21 millones 800 mil pesos.

    De entrada pensemos que esos 21 millones de pesos podrían invertirse en vacunas contra el Covid-19 que tanta falta hacen.

    Una de las vacunas más demandada es la de Pfizer y BioNTech, que es una de las que están siendo aplicadas en México. Alcanza un precio máximo de 20 dólares (unos 400 pesos). Así que esos 21 millones de pesos servirían para comprar hasta 54 mil 500 vacunas.

    Otra vacuna que también se aplica en México y otros países es la de Oxford y AstraZeneca. Esta dosis tiene un precio menor. Su precio va de 3 a 14 dólares. Si lo dejamos en un precio medio de 10 dólares (200 pesos), estamos hablando de que lo que se ahorra con la consulta contra Aguakan permitiría la compra del doble de dosis de Pfizer: 1 millón 90 mil vacunas.

    Hablemos de otro sector prioritario además de la salud: la educación. La Secretaría de Educación de Quintana Roo (SEQ) tiene como presupuesto para 2021 436 millones de pesos. Esto equivale a 17 millones de pesos menos que en 2020, cuando obtuvo 453 millones de pesos. Si estos 21 millones 800 mil pesos se le destinaran a la SEQ podría tener más recursos incluso que el año pasado.

    Te puede interesar: Se cancela la consulta pública contra Aguakan

    Otro tema urgente y necesario: la rehabilitación de las escuelas de Quintana Roo que han quedado abandonadas por la pandemia y hasta saqueadas. El presupuesto que se requiere para rescatarlas, es de aproximadamente 5 millones de pesos, según la SEQ. Es decir, los recursos de la consulta cubren cuatro veces este monto.

    Estos son solo algunos ejemplos de cómo se podrían invertir los recursos de lo que costaría una consulta promovida por políticos oportunistas que solo buscaban salir en la foto para seguir impulsando sus carreras.

    Y si bien es importante que la ciudadanía ejerza siempre su derecho a votar, hay ocasiones en que estos ejercicios están de más, por la simple y sencilla razón de que por ley no se podrían cancelar un contrato vigente con una empresa concesionaria por el resultado de una consulta.

     

    - Advertisement -
    spot_img

    Lo Últmio

    Related Articles