El títere con aires de Reyna en el Congreso de Quintana Roo

118

La estrategia es la madre del éxito, pero también del fracaso. En política, la forma es fondo desde luego y los objetivos, cuando parecen ambiguos, o lo son o el estratega miente cuando los menciona, es decir, ¿por qué pretende Reyna Durán Ovando la coordinación, no sólo de la fracción parlamentaria de Morena ante la XVI Legislatura y con ello la titularidad de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo)?, insisto en preguntar porque, según ella, la razón para intentarlo por segunda vez atendería “a la estabilidad en el Congreso”.

Cuál estabilidad, me pregunto; ¿Cree que su persona garantizaría esa estabilidad y ello por qué?; argumentar haber sido “morena de cepa” no garantiza nada a esa “estabilidad”, de hecho, habría que comenzar por saber a qué se refiere exactamente con “estabilidad”,  ¿será su capacidad personal para negociar aún por encima de los intereses de los ciudadanos que votaron por ella?

Lo anterior tiene que ver con los antecedentes, ¿acaso no fue ella quien negoció con las empresas transportistas de Cancún para ampliarles por 10 años la concesión?, esto a espaldas de la ciudadanía y no lo digo yo, lo dijo Morena al sancionarla públicamente.
Por ello es que la pregunta se queda en el aire, ¿cuáles son las verdaderas intenciones de Reyna para ejecutar el golpe de mano a quien en este momento ostenta ambos cargos?

Pero además, en un análisis de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, no se consideran argumentos y menos tan vagos como los que ha planteado la diputada para gestar un cambio como el que está exigiendo, se entiende que además, los encargos sólo los puede renunciar el interesado y aún la decisión debe pasar por la Mesa Directiva.

El artículo al que hace mención Reyna, el 94 del mismo ordenamiento, habla de la integración de las Fracciones Parlamentarias y aún ese es demasiado ambiguo pues no considera motivos por los cuales deba separarse a un integrante de una comisión o de la Jugocopo.

Más allá de todos estos argumentos y análisis de lo que dice la Ley Orgánica, destacan preguntas concretas; ¿Cuál es la urgencia de la diputada por tratar de asestar el golpe de mano? y sobre todo, ¿Cuáles son los motivos reales que hay detrás de tanta insistencia?, si ya la dirigencia de su partido le negó categóricamente la posibilidad, puede hacerlo una segunda, sobre todo en el entendido de que, a todo caso juzgado no puede insistirse en reabrirlo y este caso ya fue ventilado ante la dirigencia nacional de Morena.

Ya sabremos los motivos reales, es un hecho que del cielo al suelo no hay nada oculto, al tiempo…

Más noticias de Quintana Roo

DEJA UN COMENTARIO

comentarios