Lugar Común: Las “luchas” de cada campaña electoral

32
lugar común

Defina lugar común. Según “San Wiki”: “El lugar común es una frase o idea considerada como un vicio del lenguaje por ser demasiado sabido o por su uso excesivo o gastado. Presenta una o varias de las siguientes características: Demuestra poca imaginación de quien la expresa. Sustituye la búsqueda de ideas originales o creativas por otras ya gastadas”… ¿por ejemplo Aguakan? ¡vamos!, la poca originalidad es también sinónimo de mediocridad y esta última al parecer se ha convertido en una epidemia que afecta especialmente a los políticos; ahora, el contagiado resulta ser Eduardo Pacho.

La indefinición es también característica de este joven político, en su más reciente discurso nos habla de su propuesta sobre revisar la Ley de Cuotas y Tarifas para los Servicios Públicos de Agua Potable y Alcantarillado, tratamiento y disposición de aguas residuales del estado de Quintana Roo, pero no llega al fondo sobre el motivo de los cobros excesivos; advierte que revisará la concesión, pero no habla de la motivación jurídica que podría invalidar la concesión.

En resumen, qué bonito arte es el discurso, el que se dice con énfasis especiales en frases o palabras claves, el que le llega al respetable de forma más eficiente cuando se le hace escuchar, exactamente lo que quería escuchar, pero que cuando se llega a la administración pública o a la representatividad, resulta que se ha olvidado.

Como en el caso de Greg, el tema sólo es una oportunidad de llegar al ánimo de los electores con una condena facilona y que desde luego, no cumplirán; es tan oportunista el tema de Aguakan y las tarifas por el servicio de la distribución del agua potable, que gente como el propio Martiniano Maldonado Fierros también le entra con singular alegría.

Claro que cuando lo reflexionamos, como militante y hasta integrante VIP del priismo quintanarroense, en un ejercicio congruente, Martiniano no tendría por qué ‘darle de patadas a la olla de los frijoles’, pues sabemos que si alguien fomentó, solapó y hasta empoderó a Aguakan, fueron los gobiernos priistas, pero en especial en las administraciones de Félix González Canto y de Roberto Borge; sin embargo, lo que Martiniano sabe, lo mismo que Greg y Pacho, y en su momento la misma Laura Beristain y todos ellos, es que lo más fácil es tomar el tema, lograr el objetivo político y al final, como ha pasado en todos los casos, ‘hacerse el tiololo’.

Resulta muy cuestionable que el ex dirigente panista nos venga a estas alturas del partido con temas que resultan Lugares Comunes; ello sólo demuestra que en el afán de llegar a la repartición de curules, “el fin justifica los medios”.

Lo interesante sería ver a Pacho o a Martiniano o a Greg firmando un documento que les comprometa a cumplir con sus promesas de campaña, en especial esa relativa a Aguakan pues de lo contrario, terminarán siguiéndole los pasos a la muy cuestionada Laura Beristain Navarrete.

También te puede interesar: Politiquería de reciclaje: Las mismas “piñatas” en cada campaña

Desde luego que no es de extrañar que hasta el indefinido político y candidato Juan Carlos Beristain haya planteado el tema de Aguakan, ese tipo incluso ha retomado el tema de la regularización de la tierra, pero habría que sopesar los hechos; además de la promesa de quitar la concesión a Aguakan, la hoy presidenta municipal, Laura Beristain también se comprometió a revisar el tema de la colonia Luis Donaldo Colosio y ¿qué ha pasado?, desde luego, hasta ahora, nada, sólo fue un Lugar Común más.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios

2 COMENTARIOS

Comments are closed.