Caso de abusos sexuales lleva a la renuncia del fiscal general de Panamá

Foto: Cortesía

Panamá.- El caso de los abusos sexuales y psicológicos a menores en albergues de Panamá le costó el cargo al fiscal general, Eduardo Ulloa, el primer funcionario que dimite por este escándalo, un paso que ha sido interpretado como un acto “irresponsable” que desnuda el “colapso” de la Justicia en el país.

La renuncia de Ulloa ocurre en medio de las investigaciones incipientes de los abusos en albergues. Y cuando se preparan las vistas fiscales, de cara al inicio de los juicios, de los casos de corrupción de alto perfil más importantes en la historia del país. Las tramas de sobornos de Odebrecht y FCC, que involucran centenares de imputados, incluidos expresidentes, exministros y empresarios.

Para el presidente del Colegio Nacional de Abogados (CNA) de Panamá, Juan Carlos Araúz, “la salida de Ulloa no hace otra cosa que agravar la crisis en materia de justicia que vive Panamá, que acumula desde hace años varios casos, no sólo los recientes”, manifestó.

Esta renuncia debe servir como “una radiografía, de que no importa quién ostente el cargo sino que se trata una estructura colapsada. Destinada a vivir sin poder responder a los tiempos actuales”, añadió Araúz

Desde hace años el sistema judicial panameño se considera ineficiente y hasta corrupto. Con denuncias de los propios magistrados sobre supuestas ventas de fallos, lo que dado pie a afirmaciones como la reiterada por el experto constitucionalista Ernesto Cedeño de que en Panamá no hay certeza del castigo.

Una renuncia cobarde

La Fiscalía dijo el miércoles, poco antes de conocerse la dimisión de Ulloa, que investigará a los 54 albergues en todo el país. Y confirmó que hay abiertas 8 expedientes.

“Es totalmente irresponsable e incongruente la renuncia de Ulloa. Ahora será mucho más difícil para el Presidente de la República decidir quién estará en el cargo porque no sé quién lo va a querer. Es una decisión de cobardía”, dijo la abogada y activista feminista Irma Hernández.

La diputada Walkiria Chandler, quien estuvo a cargo de las investigaciones de los abusos, calificó como lamentable la salida de Ulloa en un momento de tan sensitivo.

El diputado independiente Juan Diego Vázquez afirmó asimismo que aunque el fiscal general ostenta un gran poder en Panamá. La salida de Ulloa parece confirmar una vez más “que los poderes políticos y económicos manejan al país independientemente de la ley y la justicia”.