Científicos advierten que algunas especies marinas están en vías de extinción

Foto: Cortesía

El tiburón martillo es una de las especies que está en peligro crítico, ya se exponen dentro de la categoría de amenaza más alta. Científicos advierten que los tiburones y las rayas están desapareciendo de los océanos del mundo a un ritmo “alarmante”.

El número de tiburones que se encuentran en el océano abierto se ha desplomado en un 71% durante medio siglo; principalmente debido a la sobrepesca, según un nuevo estudio publicado en la revista Nature.

Tres cuartas partes de las especies estudiadas están ahora en peligro de extinción.

Y los investigadores dicen que se necesita una acción inmediata para asegurar un futuro mejor para estos “animales extraordinarios e irremplazables”. Piden a los gobiernos que implementen límites de pesca basados en la ciencia.

El investigador Richard Sherley de la Universidad de Exeter afirma que las disminuciones parecen estar impulsadas en gran medida por las presiones de la pesca.

“Ese es el factor que impulsa la reducción del 70% en los últimos 50 años”, le dijo el especialista a un medio Internacional.

“Por cada 10 tiburones que había en mar abierto en la década de 1970 hoy hay unos tres de estas especies, en promedio”, afirmó. Y es que los tiburones y las rayas se pescan por su carne, aletas y aceite de hígado.

24 especies están en peligro de extinción

De las 31 especies estudiadas, 24 están ahora en peligro de extinción, y tres especies de tiburones (el tiburón oceánico de punta blanca; el tiburón martillo común y el grande) han disminuido tan drásticamente que ahora se clasifican como en peligro crítico, la categoría de amenaza más alta, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

El profesor Nicholas Dulvy, de la Universidad Simon Fraser en Columbia Británica, Canadá, dijo que los tiburones y las rayas oceánicas tienen un riesgo excepcionalmente alto de extinción. “La sobrepesca de tiburones y rayas oceánicas pone en peligro la salud de ecosistemas oceánicos enteros, así como la seguridad alimentaria de algunos de los países más pobres del mundo”, advirtió.

Los tiburones y rayas oceánicos son vitales para la salud de vastos ecosistemas marinos, es por ellos que es necesario tomar acciones de conservación en todo el mundo para evitar innumerables consecuencias negativas y asegurar un futuro mejor para estos animales extraordinarios e irremplazables.