En plena crisis empresarios son afectados por grúas que no están regularizadas

Grúas del Caribe
Grúas del Caribe

La propuesta para regularizar el servicio que prestan las grúas en Solidaridad, no sólo no ha prosperado sino que la Dirección de Tránsito aún permite que éstas estafen a los empresarios y ciudadanos en general.

Y es que, la tarde de este jueves, de manera por demás extraña, Grúas del Caribe arrastró dos Food Truck, justo unos minutos antes de que fueran remolcados a un sitio de resguardo.

Para Yazmín De la Mora, integrante de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias (AMEXME), autoridades y grúas actuaron de manera coludida pues llegaron 15 minutos antes de las que ella contrató para mover de la vía pública.

Los hechos ocurrieron poco antes de las 13:00 en el Fraccionamiento Villas Riviera, donde la empresaria había dejado sus vehículos luego de que el predio donde les rentaban cerró a consecuencia de la crisis económica que derivó de la pandemia.

En lo que encontraba un lugar para resguardarlos, se presentaron la tormenta tropical “Gamma” y el huracán “Delta” y este día, cuando contrato a dos grúas para llevarlos a un nuevo sitio, se presentaron elementos de la dirección de Tránsito con otras grúas.

“Es mucha coincidencia y nunca me fue notificado, porque vine todos los días para ver que no los vandalizaran”, dijo la afectada.

“Los oficiales no me han dado ningún documento, no me comprobaron nada, que todo lo tienen internamente, grabado, pero no me dan documentos ni dicen nada y nunca notificaron; la grúa tampoco me da un documento, nada”.

Y es que, cuando se llevaron el primer camión de comida, ni los trabajadores de la empresa de Grúas del Caribe, ni los oficiales de Tránsito le entregaron el documento que respaldara las condiciones en que se lo llevaban, es decir si presentaba algún golpe o le faltaban piezas o estaban rotas o dañada la unidad, etcétera.

Y, en el caso del segundo vehículo, lejos de permitir que se lo llevará con sus propios recursos, los uniformados se negaron y permitieron que Grúas del Caribe metiera mano al vehículo sin dejar constancia de lo que harían o a dónde las llevaban, a riesgo de que se pierdan los camiones y nadie se haga responsable de los daños que puedan provocarles.

“Yo iba pagar 900 pesos por cada una y ahora me dicen que son 4 mil por vehículo”, apuntó la afectada.

No hay que olvidar que a comienzos de la actual administración, se había hecho una reunión con todos los representantes de las empresas que prestan estos servicios, y que supuestamente se regularizarían para bajar los costos de los servicios que prestan al gobierno municipal, lo cual no ha sido así.

Cabe mencionar, por último, que los Food Truck no bloqueaban el acceso de ninguna vivienda o predio particular.