Quintana Roo
Quintana Roo

Por Kukulkán

Un niño perdido en Quintana Roo.

Se dice en los pasillos del Congreso del Estado, que hay un niño chilango que vaga como alma en pena, como pago a los favores prestados al partido en el poder, lo convirtieron en el nuevo comendador político de EPN que no garante de la unidad política.

Sin conocer las características de la política local, trata de jugar sus cartas y amenaa con sus poderes pokemon, y dice, por mis venas habrá de pasar la decisión de las candidaturas del PRI y del PVEM pero al parecer no impresionan sus poderes, y se ha sentado a ver cómo le deshacían el bloque político sin que pudiera meter las manos.

Los diputados priistas sorprendidos, han podido ver como El Niño perdido, los amenaza con el fuego político o el frío del olvido, y muchos aún no caen en cuenta que están algo más que solos y ahora son hijos adoptivos de su nuevo padre político.

El Niño Verde sigue recorriendo Quintana Roo como un espíritu sin descanso, ahora sin control político en el Congreso, sin recursos y con sus prioridades puestas en Benito Juárez, se ven vacas muy flacas para los priistas que esperaban contar con un respaldo político real.

El Niño Verde sigue perdido, causando preocupación entre los priistas que flotan sin estrategia, se dice que fue el propio gobernador saliente quien presentó al nuevo mandamás de la política del PRI y del PVEM.

Vaya que deben de estar preocupados los priistas cuando como respuesta a sus plegarias, han logrado que llegue un nuevo salvador en forma de niño perdido con la única intención de hacer crecer su proyecto verde a costra del otro tiempo invencible PRI.

Continuará…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí