Preparan registro de cenotes “Gran Acuífero Maya”

Proyecto multidisciplinario denominado “Gran Acuífero Maya” integrará un registro digital de los cuerpos de agua de la región.

Para tener un registro digital de los cenotes, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), National Geographic Society, la Universidad Tecnológica de la Riviera Maya (UTRM), el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y el Aspen Institute Mexico, preparan un importante proyecto denominado “Gran Acuífero maya”.

Y es que, desde el año 2000, el INAH realiza, a través de la Subdirección de Arqueología Subacuática (SAS), diversas investigaciones en estos contextos, y ahora apoya un proyecto de largo aliento para hacer dicho registro digital detallado de algunos de estos cuerpos de agua.

De acuerdo a la información proporcionada por el INAH, el arqueólogo subacuático Guillermo de Anda Alanís, responsable del proyecto este censo generará videos inmersivos de espacios que dentro de la cosmovisión de los mayas, antiguos y presentes, son un umbral sagrado que posibilita la comunicación de un plano cósmico a otro.

Para comenzar a integrar este gran rompecabezas acuífero, que se distribuye en los 145 mil kilómetros cuadrados que abarca la península de Yucatán, dividida en las entidades de Campeche, Yucatán y Quintana Roo, los especialistas han trazado una primera ruta que empieza desde el sur, en la frontera con Belice, y que abarca 10 zonas quintanarroenses, entre ellas: Bacalar (en cuya laguna existen cenotes), Chumpón, Carrillo Puerto, José María Morelos, Muyil y Tinum.

En este proyecto se empleará un programa computacional capaz de procesar miles de imágenes fotográficas que se capturan desde varios ángulos a fin de crear modelos en tercera dimensión (3D) tanto de los materiales como de los contextos que los contienen.

El programa fue creado por el ingeniero de la National Geographic Society, Corey Jaskolski, y fue empleado con buenos resultados en 2013 en el Proyecto Arqueológico Subacuático Hoyo Negro, Tulum, Quintana Roo, que lleva a cabo la SAS desde 2011.

Guillermo de Anda dijo que también se busca que la información obtenida por el Gran Acuífero Maya, complemente en parte el esfuerzo que la Subdirección de Arqueología Subacuática realiza a través del Proyecto Atlas Arqueológico Subacuático para el Registro, Estudio y Protección de los Cenotes en la Península de Yucatán.

Para ello, la SAS proporcionó las cédulas que se utilizan en este tipo de investigaciones y que fueron implementadas por la propia Subdirección en conjunto con la Dirección de Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicas del INAH.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios