De continuar ‘mafia del maíz’, empresarios de la masa y la tortilla no podrán contener alza

De continuar 'mafia del maíz', empresarios de la masa y la tortilla no podrán contener alza
De continuar 'mafia del maíz', empresarios de la masa y la tortilla no podrán contener alza

Ciudad de México.- De manera urgente, empresarios de la masa y la tortilla, llamaron a las autoridades federales y estatales de la República Mexicana a intervenir y frenar a la ‘mafia del maíz’ que aunada a los evidentes incrementos a luz, gas y harina, podría provocar un alza en el precio de estos alimentos, esenciales en la dienta mexicana.

En rueda de prensa el líder nacional de la Cámara Nacional de la Industria de Producción de Masa y Tortillas, Rubén Montalvo Morales, así como Martín Martínez Destinuz, decretario de dicho organismo, rindieron un informe sobre la situación actual de este alimento básico.

Martín Martínez Destinuz, destacó que cualquer aumento en el precio de la tortilla, esencial en la dieta mexicana, impacta en la economía del pueblo. “Desde hace más de 30 años la aplicación de políticas no adecuadas ha creado una situación de deterioro general de la industria de la masa y la tortilla que la tiene atrapada en un círculo vicioso caracterizado por la falta de regulación, descapitalización, atraso tecnológico y productividad decreciente”.

Explicó que ha aumentado el índide de concentración que favorece el control del mercado por parte de grandes comercializadores y productores de grano; además, la producción de maíz comercial se ha ido concentrando en los estados con mejores condiciones para la siembra de maíz en grandes extensiones, como Sinaloa, Jalisco, Guanajuato, y Michoacán, dejando poco espacio de participación a los pequeños productores. Eso genera altos costos de distribución y almacenamiento, acusó.

De acuerdo con Martín Martínez, “la mejora de la productividad en las zonas cercanas a los centros de consumo, aliviaría la situación y tendróa otros beneficios”. También destacó que “al tener recursos de infraestructura, mecanismos de comercialización y apoyos gubernamentales, las grandes empresas pueden adquitir grandes volúmenes de maíz en tiempos de cosecha en tiempos reducidos y vender a la industria de la masa y la tortilla con sobreprecios de hasta 70% a seis meses de la cosecha”.

Por tanto, son esenciales nuevos esquemas de erradicación de intermediarios, que solo favorecen a los grandes empresarios y provocan aumentos de precios. Recordó que los empresarios de la masa y la tortilla son quienes pagan mejor al campesino.

Dijo además que el número de establecimientos que producen y/o venden tortilla ha crecido de forma superior al crecimiento de la población y la baja en el consumo per cápita, ha provocado decremento en los volúmenes de venta en los establecimientos; pero además, han aumentado los establecimientos irregulares, y aunque como empresarios están de acuerdo con la libre competencia, el piso no es parejo, pues no cumplen con la normatividad sanitaria, fiscal, laboral y de protección civil.

“No es posible competir en un mercado donde subsisten por un lado molinos y tortillerías que cumplen las condiciones mínimas de prestación, pago de seguro a los trabajadores, energía eléctrica, impuestos, compra formal de insumos como gas y maíz, contra establecimientos que operan en la informalidad y pueden ofrecer sus productos más baratos”, dijo Martín Martínez.

Por su parte, el líder nacional de la Cámara Nacional de la Industria de Producción de Masa y Tortillas, Rubén Montalvo Morales, llamó al presidente Andrés Manuel López Obrador que intervenga para frenar esta competencia desleal; estimó que el maíz ha aumentado cerca de 40%, el gas 40%, y la harina un 20%.

Destacó varios puntos que golpean a la industria. “Uno, nuestras materias primas como el maíz, la harina de maíz, gas, etc. están sufriendo una avalancha de incrementos severa y constante, que forza a los industriales a aumentar su precio o cerrar sus establecimientos”.

Destacó la preocupación de los agremiados ante las circusntancias que pueden ocasionar un evidente aumento al precio de las tortillas que daña la economía de las familias mexicanas.

Igualmente informó que “se ha trabajado intensamente en gestiones con el gobierno federal para que por medio de la Dirección de Seguridad Alimentaria Mexicana, nos comercialice maíz que tiene en existencia en esos centros de compra al precio de garantía que el gobierno ha determinado, lo que favorecería a la industria y evitaría que se eche a perder”.

Hizo hincapié en que las grandes comercializadoras que adquieren maíz a precios muy bajos lo venden muy caro, incluso a precios internacionales. Informó que las comercializadoras de harina apenas aumentaron precios el pasado febrero y de nuevo lo hicieron el 15 de abril.

“Señor presidente, queremos expresarle que si Segalmex nos da maíz al precio que se lo compran los agricultores y se apoya a la compra consolidada de maíz o harina para los industriales que la usan, el precio de la tortilla se puede estabilizar; de lo contrario estaremos a expensas de los constantes incrementos y especulación en su precio que afecta la disponibilida del producto”, señaló y agregó también que urge cobatir el comercio informal o clandestino de tortillas.

En Quintana Roo

Para Quinta Fuerza, Rubén Montalvo expresó que no se puede determinar en cuánto ascendería de aquí a fin de año el precio de las tortillas, que ahora oscila en el estado en 19 pesos aproximádamente, pues esto depende de los niveles de compra de insumos de cada comercio.

“Cada industrial en particular debe decidir cuánto es lo que le ha imapctado. Hay compañeros que compran entre 100 y 400 toneladas de harina y digo harina porque Quintana Roo es uno de los estados que mas harinización tiene, donde menos tortilla se nixtamaliza. Hay una diferencia de precios según la cantidad que compres entre un industrial y el otro”, precisó y lo mismo pasa con el gas, por ejemplo.

También te puede interesar: ¿Eres fan de lo exótico? Conoce las tortillas y tostadas de colores creadas en Yucatán

Por otro lado, n cuestión de la crisis, informalidad y aumento de precios, informó que hasta ahora han cerrado en la entidad, 20% de las tortillerías formales y se mantiene la constante lucha de no sibir el precio de este alimento básico.