Endurance, el barco que se hundió hace 100 años y que los científicos quieren rescatar

124
endurance
Foto: Sociedad Geográfica Real

El 8 de agosto de 1914 el barco Endurance zarpó del puerto de Plymouth, en el suroeste de Inglaterra rumbo a Buenos Aires, en donde el resto de la tripulación subiría a bordo.

Aunque su destino final era la Antártida.

Así que en esa dirección partió el 5 de diciembre de 1914, después de pararse en las islas de Georgia del Sur.

Este era un territorio británico al sur del Océano Atlántico.

El capitán Ernest Shackleton  tenía como objetivo era desembarcar en el continente y atravesarlo de costa a costa.

En enero de 1915 llegaron al Mar de Weddell.

Lo que no esperaban era que después de soportar un viento impresionante durante 6 días, la nave quedó atrapada en el hielo.

100 años después del colapso de Endurance

En este año, un grupo de científicos se prepara para rescatar el barco.

La principal finalidad de la expedición es estudiar la enorme plataforma de hielo conocida como Larsen C, ubicada al noroeste de Antártica.

Ya que, de esta zona se desprendió un iceberg gigante de una dimensión de 6,000 km2 en julio del año pasado.

Las últimas coordenadas que se tienen de la ubicación del barco  son del área donde está en Larsen C.

De esta forma, los científicos aprovecharán esta oportunidad para tratar de encontrar el irónico Endurance.

Vehículos submarinos automáticos

Acorde a Julian Dowdeswell se utilizarán vehículos submarinos autónomos que puedan navegar debajo del hielo.

Aunque esta misión presenta algunos inconvenientes.

Los témpanos de hielo que flotan en el Mar de Wedell son de un tamaño muy considerable, lo cual los hace difíciles de atravesar.

Así los descubrieron Shackleton y sus compañeros.

La historia

En febrero de 1915, 27 marineros a bordo del Endurance si dieron cuenta de que el hielo no permitiría moverse pero aún así intentaron liberar la nave.

El intento fallido hizo que los marineros dieran por hecho que pasarían el invierno austral de ese año a la deriva.

El fotógrafo australiano Frank Hurley que estaba a bordo describió el miedo que azotaba a la embarcación.

En octubre de 1915 la presión del hielo era tanta que el agua comenzó a filtrarse al barco.

Así que la tripulación se vio forzada a abandonarlo y acampar en la superficie congelada que tenía a su alrededor.

Acorde a la entrevista que le realizó la BBC  a Meredith Hooper, quien curó una exposición acerca de la nave hace unos años, fue una experiencia aterradora.

Esto debido a que debían cambiar sus tiendas de campaña hasta dos veces en una noche.

Además oían el crujir del barco que lloraba como un animal herido.

Por desgracia el 21 de noviembre de 1915 el barco se hundió.

Final Feliz

En abril de 1926, la tripulación logró huir en botes salvavidas e iniciaron un largo viaje.

Helados, navegaron a la inhabitada Isla Elefante, rodeada por el Paseo de Drake, al norte y al sur por el Mar de Waddell.

7 días necesitaron para llegar a la costa de una pequeña isla cubierta de montañas nevadas.

De milagro, toda la tripulación llegó con vida.

Después de recuperar el aliento, regresaron a la Isla Elefante en agosto de 1916 para llevar a tierra firme al resto de la tripulación.

Fueron rescatados por el rompehielos Yelcho, de la Armada de Chile y de esta forma llegaron a Punta Arenas, ubicado en la Patagonua chilena.

También te puede interesar: La cabeza de un asesino está en un frasco desde 1841

La publicación “Sucesos” documentó la historia en octubre de 1916.

3 COMENTARIOS

Los comentarios están cerrados