AMLO
Andrés Manuel López Obrador (AMLO)

Cancún.- La anunciada visita del presidente Andrés Manuel López Obrador a esta ciudad el lunes, su primer recorrido desde la llegada del coronavirus COVID-19, ha generado expectativa, pero también críticas por las circunstancias. De forma poco sorpresiva, representantes de los partidos de oposición son quienes se quejan de este evento, por ser un riesgo, y militantes de Morena quienes desestiman estos reproches, al considerarlos politiquería y “ganas de fastidiar”.

Manuel Cambrón, delegado nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), consideró una “irresponsabilidad” que se reinicien giras en el país cuando todavía no se llega al pico de la pandemia y además por la falta de pruebas masivas se está “a ciegas”.

“Pone en riesgo a muchísimas personas; no es solo él, sino que se involucra a cientos de ciudadanos, desde sus acompañantes, seguridad, policías, prensa y la gente que acudirá a sus recorridos”, comentó el también dirigente del Sol Azteca en Tlaxcala, quien afirmó que se trata de una necedad y una imprudencia.

Ana Gabriela Arana, secretaria general de la Organización de Mujeres del Partido Revolucionario Institucional (OMPRI), lamentó que en esta agenda no se haya incluido alguna visita a un hospital, para que el presidente constate la crítica situación que se vive en ellas.

“Es inconcebible; debiera atender a las movilizaciones por parte de médicos, enfermeros, camilleros y personal de limpieza; también debiera resolver las quejas de los padres de niños con cáncer, que denuncian la falta de medicamentos”, comentó la priista.

El encierro generado por la actual pandemia también ha traído un aumento en la violencia intrafamiliar, pero López Obrador tampoco menciona esto, añadió.
“¿Cuándo se ha visto este tipo de giras durante una emergencia nacional?, ¿por qué no mejor una gira por la salud?”, comentó.

Ella dijo entender que el argumento es que es reactivación económcia, pero resulta ser hasta una broma que venga primero a Quintana Roo, después de fracasar en todas sus promesas, incluida la llegada de la Secretaría de Turismo.

“Se han perdido 80 mil empleos por la pandemia. No necesitamos la visita de un presidente, necesitamos que se atienda esta emergencia y que regrese el turismo”, fustigó.
En contra de estas declaraciones, Héctor Ortega, militante fundador de Morena en el estado, señaló que la visita es muy importante, pues representa el banderazo a obras que sacarán de la pobreza a muchísima gente en el sureste de México.

“Él habla de la creación de más de 80 mil empleos, entre directos e indirectos; el que el PAN y el PRI critiquen es más cosa de politíquería, pues cuando ellos estuvieron en la presidencia jamás hicieron algo similar, ya que ellos no tenían la intención de hacer un buen gobierno y menos de ayudar a la gente”, aseveró.

En su opinión, ellos odian que la gente esté politizada y ahora sí se efectúen obras en beneficio de la mayoría.

“El que lo acusen de dar mal ejemplo y romper una cuarentena, son ganas de estar molestando”, sentenció. “El que quiera reactivar la economía no lo ven bien. Prefieren que la gente sufra problemas económicos y que esté todo detenido; ellos añoran por saqueos y un país en bancarrota, pero esto no sucederá”.

Ahora, mientras que los millones de marginados del país finalmente tienen posiblidades reales de progreso, estos políticos se “rasgan sus vestiduras” quejándose de cosas que ni siquiera son ciertas, afirmó.