Encuentran posible causa del contagio “desconocido” de coronavirus en EUA

62

Hace unos días se dio a conocer en California el primer caso de una persona que contrajo coronavirus, sin que ésta haya viajado o estuviera en contacto con alguien que sí lo hubiera hecho a los países infectados.

¿Entonces cómo contrajo el Covid-19?

De acuerdo con The Washington Post, el apresurado regreso de estadounidenses de China pudo provocar que se descuidaran los protocolos de salud y que alguna persona infectada pudo haber contagiado a otras sin saberlo.

El diario estadounidense informa que el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés), envió a más de una docena de trabajadores a recibir a los primeros estadounidenses evacuados de Wuhan, China (lugar donde se originó el brote de coronavirus), sin la capacitación ni el equipo adecuado para el control de infecciones, según relató un denunciante a este portal de noticias.

De acuerdo sus abogados, los trabajadores no fueron examinados para detectar el virus al no mostrar síntomas de infección.

La persona que denunció este caso busca protección federal, ya que después de plantear sus preocupaciones sobre la seguridad de los trabajadores a los funcionarios del HHS, éstos la reasignaron de manera injusta e inadecuada, amenazándola con despedirla si no aceptaba el puesto en 15 días, fecha que culmina el 5 de marzo.

Los abogados del denunciante indicaron que su cliente tiene décadas de experiencia en el campo de la salud y recibió dos premios del departamento de HHS, a cargo del Secretario de Salud Alex Azar, el año pasado, además de recibir las evaluaciones de desempeño más altas.

Esta queja fue presentada el miércoles pasado ante la Oficina del Asesor Especial en una agencia federal independiente de vigilancia, y de la cual The Washington Post tiene una copia de 24 páginas. Un portavoz del Asesor Especial confirmó que recibió la denuncia y asignó el caso.

La queja señala que el personal del HHS fue “desplegado incorrectamente” y “no recibió la capacitación o el equipo adecuados para operar en una situación de emergencia de salud pública, con lo que se expuso potencialmente a los trabajadores al coronavirus al no protegerlos y al no enviar personal capacitado con equipo de protección personal, a pesar de que tuvieron contacto cara a cara con los pasajeros que regresaban de Wuhan.

El diario estadounidense indica que “Los trabajadores estaban en contacto con los pasajeros en el hangar de un avión donde se recibía a los evacuados y en otras dos ocasiones: cuando ayudaban a distribuir las llaves para las tareas de la habitación, y cuando distribuían cintas de colores con fines de identificación.

Asimismo, en algunos casos los equipos estaban trabajando junto con personal de los Centros para Control y Prevención de Enfermedades en “batas completa, guantes y atuendo de materiales peligrosos”, según la queja.

La denunciante agrega que no se tomaron las medidas adecuadas para poner en cuarentena, controlar o evaluar a los trabajadores durante su despliegue y regreso a casa. Por su parte los estadounidenses repatriados fueron colocados entre los evacuados de Wuhan y puestos en cuarentena en bases militares en California y Texas porque se les consideraba de alto riesgo de contraer el Covid-19.

The Washington Post menciona en su texto que alrededor de 14 miembros del personal de la Administración para Niños y Familias, o ACF fueron enviados a la base de la Fuerza Aérea de Marzo en el condado de Riverside, California, y otro equipo de 13 miembros aproximadamente fue enviado a la Fuerza Aérea Travis en el condado de Solano, California, donde se registró el primer caso de coronavirus en una persona que no viajó a ninguna región donde se está propagando esta enfermedad o tuvo contacto con alguien diagnosticado con la misma.

La queja de este denunciante concuerda con una segunda persona familiarizada con la situación, que habló con The Washington Post de manera anónima, asegurando que a los trabajadores no se les realizó ninguna prueba de coronavirus debido a que nadie cumplía los criterios, que en ese momento estaban restringidos a personas con síntomas o que hubieran realizado un viaje reciente a China.

La repatriación se dio del 28 al 31 de enero, cuando el primer avión cargado de evacuados llegó a la base aérea de Marzo, y del 2 al 7 de febrero, llegaron vuelos adicionales a Travis. Cada uno de los aviones transportaba a unos 200 estadounidenses desde Wuhan.

Tras el despliegue, los trabajadores volvieron a sus tareas normales, algunos tomando vuelos de aerolíneas comerciales para regresar a sus oficinas en todo el país, relataron los abogados.

“A nuestro cliente le preocupaba que el personal de ACF, que estaba potencialmente expuesto al coronavirus, pudiera salir de las áreas en cuarentena y regresar a sus comunidades, donde podrían haber propagado el coronavirus a otros”, dijo Lauren Naylor, una de las abogadas del denunciante.

Por su parte, Azar, subsecretario de Salud estadounidense, respondió el pasado jueves en una audiencia, que los trabajadores “nunca debieron haber estado sin EPP”, refiriéndose al equipo de protección de personal.

Tras preguntarle, que si debido a la urgencia se rompió algún protocolo, Azar respondió que la urgencia nunca fue razón para romper los protocolos de seguridad, e indicó que no cree que haya sucedido.

El día de hoy se ha confirmado otro caso desconocido de coronavirus también en California, Estados Unidos.

Con información de The Washington Post

1 COMENTARIO

Comments are closed.