Un médico habría sido golpeado junto con su familia tras fallecer un paciente que padecía problemas respiratorios, esto en el municipio de Paracho, Michoacán.

De acuerdo con Milenio, el enfermo llegó al consultorio del doctor Salvador Jasso, quien le diagnosticó una neumonía atípica y le aplicó una  inyección con dexametazona, lo que lo ayudaría a desinflamar. Sin embargo, horas después el paciente falleció, por lo que la familia del paciente y alrededor de 20 habitantes del municipio, culparon al médico e intentaron lincharlo afuera de su domicilio.

Por su parte, el hijo del médico, de nombre también Salvador, relató de la agresión que sufrieron por parte de personas encapuchadas y en poder de bebidas embriagantes, quienes habrían ingresado a las 18:00 horas a intentar agredir al profesional de la salud, que se encontraba descansando, mientras, él y su madre estaban haciendo otras actividades.

“Nos golpearon y nos tocó ver como una profesión tan noble como el ser médico se ha convertido en un delito (…) Literalmente me secuestraron, me querían secuestrar, pues que hasta que no llegara el doctor Jasso no me iban a dejar”.

También destacó, que la ignorancia de la gente llegó a un extremo de cometer agresiones contra su padre, madre e incluso a él, pues le fracturaron la nariz. A través de un video que circula en redes sociales, dijo que su familia huyó de Paracho tras la agresión sufrida la tarde del lunes.

Por su parte, la Fiscalía General de Michoacán ya investiga los hechos ocurridos en el mencionado municipio.

Además, el Ministerio Público emitió medidas de protección, con el propósito de salvaguardar la integridad de las víctimas, e inició las diligencia respectivas para esclarecer los hechos.

Con información de Milenio.