AMLO acepta que acabaron inundando ‘a los más pobres’ de Tabasco para no afectar a Villahermosa

México.- El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aceptó que se decidió no inundar la capital de Tabasco, Villahermosa, para evitar mayores afectaciones, pero sí gestionar a la presa Peñitas para inundar a las zonas indígenas.

“Desde luego que se perjudicó a la gente de Nacajuca, con los indígenas chontales, los más pobres, pero había que tomar una decisión”, señaló AMLO mientras sobrevolaba estas zonas.

AMLO explicó que se tuvo que cerrar la compuerta del río Carrizal, el cual pasa por Villahermosa, por lo que el agua de la presa se fue por el río Samaria, afectando a varias comunidades indígenas.

“Tuvimos que optar entre inconvenientes, no inundar Villahermosa y que el agua saliera por las zonas bajas, por el Samaria”, agregó el presidente.