Aumenta Refinería Dos Bocas 13.5% su inversión estimada; IMP señala ‘es inviable’

Refinería Dos Bocas
Refinería Dos Bocas

La inversión para construir la refinería de Dos Bocas, uno de los proyectos insignia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador aumentó 13.5% en los primeros meses del año respecto a lo presupuestado en 2019, el IMP señala sería inviable.

De acuerdo con el documento ‘Caso de negocio refinería en Dos Bocas, Paraíso, Tabasco’ obtenido por “El Universal”, se muestra que la obra energética más importante del actual gobierno cuesta 22 mil 300 millones de pesos más de lo estimado.

Si bien el proyecto busca que esta instalación produzca 340,000 barriles de petróleo diarios, el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) realizó un estudio donde se concluyó que está construcción es inviable técnica y financieramente.

De acuerdo con el reporte entregado en mayo de este año, el Consejo de Administración de Pemex, detalla que el complejo puede soportar un incremento de hasta 35% del costo de la inversión sin que pierda su rentabilidad como negocio ni ponga en riesgo las metas de eficiencia, económicas y de producción.

Por primera vez el informe enumera datos de la obra, como su costo, de 8 mil 918.5 millones de dólares con un tipo de cambio de 22.80 pesos por dólar. Aunque originalmente se proyectó con conversión de 18.50 unidades.

IMP plantea dos escenarios

De acuerdo con una copia de este estudio obtenida por el periódico Reforma, el IMP plantea dos escenarios.

El primero: llevar a cabo este proyecto con 100% de fondos públicos, no generaría beneficios hasta 20 años después de que se comenzaran las operaciones y tendría que trasladarse a Tula, Hidalgo debido a que en Tabasco se tendrían que realizar labores de acondicionamiento del terreno.

El segundo escenario: sería viable pero limitado según el IMP, pues se realizaría con un 30% de fondos públicos y 70% de fondos privados. Para lo que sería necesario realizar estudios técnicos que avalen el éxito del proyecto, para poder atraer a los inversores.

Esto implicaría que la refinería estuviese lista para 2024, ya que tomaría 1 año de planeación y 4 de construcción, contrario a los 3 que había presupuestado la Secretaría de Energía.

Por su parte el presidente López Obrador declaró que “no tiene fundamento lo que dijo el IMP, porque el Instituto está acompañando a Pemex en todo el proceso de construcción de la nueva refinería. Ellos están ayudado, el director, el subdirector del instituto, eso es lo que puedo comentarles”.

Con información de medios nacionales.