Kichink es acusada por ‘estafa maestra’ a emprendedores mexicanos

78

Kichink, una de las primeras plataformas mexicanas de comercio electrónico, es acusada por un grupo de pequeñas y medianas empresas de retener pagos que suman cerca de medio millón de pesos.

Hasta hace unos meses, la plataforma funcionaba correctamente, sin embargo, desde octubre de 2019 todo comenzó a empeorar debido al retraso en los pagos por parte de la empresa.

Kichink era una plataforma muy útil en cuestión envío para los emprendedores “cuando un cliente compraba en nuestra tienda, se hacía el envío sin problema y a nosotros se nos pagaba después de 10 días hábiles. Sin embargo, a partir del mes de octubre del año pasado esto comenzó a cambiar. Los clientes seguían comprando, pero nuestros pagos no caían en seguida” argumentó de forma anónima una usuaria de dicha plataforma a El CEO.

Las últimas fechas de pago fueron en noviembre de 2019 y la plataforma comunicó que los  pagos serían hasta enero de 2020, algo que no había ocurrido anteriormente, pues la vendedora dejó de recibir pedidos y deshabilitó todos los productos de la página. A principios de mes recibió el monto que debía ser pagado, desde noviembre del año pasado.

La historia se repite con otras 50 pequeñas y medianas empresas que se organizaron para realizar una denuncia colectiva, de las cuales el monto de sus ventas sigue sin ser entregado por Kichink desde hace meses.

La lista elaborada con corte al 18 de febrero, la conforman 53 tiendas que en conjunto sumaron un monto de 429,990 pesos de adeudo por parte de Kichink, donde algunas de las tiendas recibieron su último pago desde abril del año pasado y siguen en espera de que la plataforma les pague el monto de sus ventas realizadas.

Los montos de adeudo van desde los 200 y hasta los 97,000 pesos por tienda.

A traves de Twitter se reporta que la comunicación con Kichink no ha sido favorable, pues  cerraron su centro de atención telefónica y modificaron los términos y condiciones. Ahora los pagos se realizarán en un plazo de 10 a 90 días naturales contados a partir la fecha en la que la tienda realizó la solicitud de pago y ya no en 10 días, uno de los atractivos del modelo de negocio que convenció a los vendedores de sumarse a la plataforma desde un inicio.

Kichink es una plataforma de comercio electrónico que se fundó por Claudia de Heredia y Claudio del Conde e inició operaciones formalmente en 2013 como una opción para que empresas, sin importar tamaño o giro, tuvieran una tienda en línea.

Su forma de ganar dinero es a través de comisiones por la venta de cada producto, inicialmente comenzaron con 300 tiendas y hoy tienen más de 40,000, además de tener alianzas con grandes corporativos como L’oreal y Unilever.

Pero las quejas de vendedores siguen surgiendo en redes, ya que el dinero de sus ventas no les ha sido entregado, por lo que se han visto en la necesidad de buscar a los fundadores de dicha plataforma para que paguen lo que deben.

Además usuarios también acusan de no entregar los pedidos realizados a través de dicha plataforma.