De los estados con mayor incidencia delictiva sólo el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue no asiste regularmente a las reuniones mañaneras de seguridad del gobierno federal, por lo que la ausencia en estas juntas de coordinación no sería factor principal en los altos índices de violencia como lo determinó el presidente Andrés Manuel López Obrador al anunciar el inicio de sus informes sobre “quién es quién” en materia de seguridad.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, los estados donde se ha registrado más violencia y delitos en los primeros 10 meses del año son, en orden descendente, Edomex, Ciudad de México, Jalisco, Guanajuato, Baja California, Puebla, Nuevo León, Chihuahua, Querétaro y Tabasco.

De los gobernadores de esas entidades sólo el de Guanajuato, Diego Sinhue no asiste regularmente a las reuniones de coordinación federal, según fue publicado por el periodista Ciro Gómez Leyva, quien también incluyó entre los faltistas al de Michoacán, Silvano Aureoles y al de Zacatecas, Alejandro Tello, estados que ocupan los lugares 17 y 27 en incidencia delictiva.

En cambio, un conteo difundido por la organización Causa en Común determinó un factor más determinante en la violencia y la inseguridad: los ataques y asesinatos a policías estatales en un contexto en el que la Guardia Nacional y el Ejército están impedidos para usar la fuerza en la contención, al menos, de los criminales.

Cuestionado en la mañanera de este martes sobre la demanda ciudadana de que rectifique su estrategia de seguridad, el presidente respondió que “no, no regresaremos al uso de la fuerza. Vamos a ir mejorando”, dijo al enlistar que sólo en cinco estados se concentra el 52% de los homicidios: Estado de México, Baja California, Guanajuato, Jalisco y Ciudad de México.

Resultado de imagen para amlo

Entre esos homicidios que al involucrar en 90% al narco se convierten, en la mayoría de los casos, en ejecuciones, Causa en Común contabilizó el asesinato de 381 policías en 28 estados durante el presente año. Guanajuato suma 47 policías muertos mientras que para el mismo periodo de 2018 se contabilizaron 63. Le sigue Michoacán con 38 casos mientras en 2018, a inicios de diciembre, sólo se habían registrado 13 elementos muertos.

Otros estados con más asesinatos de policías son Chihuahua, con 30 muertos; Jalisco, con 26; Guerrero (25); Estado de México (22); Sonora (21); Puebla (18); Ciudad de México (17); Oaxaca (16), y Veracruz, con 15 policías muertos.

Entre los últimos hechos violentos que dejaron saldo rojo de elementos policiacos está el asesinato de cuatro policías en Coahuila, después de varios enfrentamientos con civiles armados en la comunidad de Villa Unión, y el asesinato, el 30 de noviembre, del director de la Policía de Tulum, el comandante Hugo Trejo, quien fue atacado por hombres armados cerca de su domicilio.

La Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo ha reportado desde enero de este año la reducción del 70% de las fuerzas federales que esta entidad tenía asignadas en apoyo al combate al crimen, por concentrarlas en el centro del país a fin de combatir el huachicoleo y en entidades donde la estrategia nacional requería disuadir a los grupos delictivos.

Sin embargo, el 1 de diciembre fue reportado a nivel nacional como el día más violento del año, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

En el rubro de homicidios dolosos se reportaron 127 personas asesinadas. Donde más delitos de este tipo se registraron está Hidalgo, Jalisco, Ciudad de México y Tamaulipas, con cinco cada uno, seguidos por Puebla y Veracruz (6), Michoacán (7), Baja California (9), Guanajuato y Oaxaca (10) y el Estado de México (14).

El reporte elaborado junto a la Secretaría de la Defensa Nacional, Secretaría de Marina y la Fiscalía General de la República, señaló que desde el 5 de diciembre de 2018 los índices más altos fueron entre 101 y 113 muertos diarios.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios