‘Sky’, el yate que Luis Miguel escondió tras una empresa de las Islas Vírgenes Británicas

246
Photo © 2020: Fabian Waintal/ The Grosby Group Junio 3, 2020 - EXCLUSIVO El yate de lujo marca ‘Azimut 84 Flybridge’ modelo 2013, ya tiene casi siete años, pero hasta las fotos que expusieron para venderlo, demuestran que está totalmente renovado con un exclusivo jacuzzi redondo (lo normal es que sea cuadrado), en la amplia terraza ‘flybridge’ que también cuenta con una mesa con dos bases para ocho personas y un sofá en forma de letra C, con almohadones para tomar sol, frente a un bar amoblado con heladera, lavabo y parrilla. Con la posibilidad de salir a nadar en pleno océano, la planta baja permite desplegar una plataforma hidráulica de natación con casi cuatro metros de largo, con una escalera en cada costado y una extra de emergencia, además de conexión para televisión y teléfono (sí, en la misma plataforma de natación). La cabina del capitán también tiene su propio bar con heladera en fibra de vidrio. Y para mantener una total privacidad, las ventanas de todo el yate son espejadas, con un grueso vidrio templado instalado en una moderna estructura sin marco. En la proa del barco, también hay almohadones para tomar sol, con reposeras iluminadas con luces halógenas, para disfrutar el lugar también de noche, con acceso directo desde la Cabina VIP. El salón principal, donde se pasa la mayor parte del tiempo, incluye televisor LED de 40 pulgadas frente a dos grandes sillones de color blanco y un banco con madera de eucalipto que hace juego con la mesa de comedor para ocho personas (aunque el incluido juego completo de platos y vasos es para diez personas). Totalmente aislada del salón, por una puerta corrediza, la cocina ‘galera’ también fue renovada con piso de madera oscuro y mesadas de cuarzo blanco, cocina eléctrica de la misma marca Miele que el lavavajillas y una heladera con freezer de dos puertas Samsung, de acero inoxidable. El lujo sigue en cada una de las habitaciones. La cabina maestra esconde amplios cajones .

Los famosos ‘Papeles de Pandora’ sacan a la luz que el Sol de México, con un enorme historial de problemas financieros y legales, usó una compañía fantasma para registrar su embarcación en el territorio caribeño.

Diseño italiano, cuatro camarotes con capacidad para ocho pasajeros, 25 metros de eslora, lujo y comodidad. Así es el Sky, el yate Azimut Flybridge que Luis Miguel compró a mediados de 2013 y que fue objeto de deseo de los paparazzi durante años: una pasarela inacabable de conquistas románticas, el escenario de sus fiestas y, hasta buena parte de 2020, su refugio durante la pandemia

Los Papeles de Pandora, una filtración liderada por el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ), revelan que el cantante mexicano recurrió a una empresa opaca en las Islas Vírgenes Británicas para finiquitar esta compra, en una transacción en la que fueron clave su hermano, Alejandro Gallego Basteri, y quien fuera su asistente y mano derecha, Joe Madera.

Los hermanos Gallego Basteri constituyeron Skyfall Marine Limited con ayuda del despacho Trident, la mayor fuente de la filtración, con más de 11,9 millones de documentos.

Luis Miguel aparece con 50.000 acciones, como el único dueño de la compañía, según un certificado de acciones fechado al 13 de junio de 2013. Alejandro Gallego es el secretario y director de la compañía, de acuerdo con una declaración firmada por el hermano del cantante.

Esta maniobra financiera permite ocultar al público quién es el verdadero dueño del yate. En las Islas Vírgenes Británicas rige la confidencialidad y está prohibido por ley revelar el directorio y quién es el accionista mayoritario de una compañía, con multas que van desde los 5.000 a los 50.000 dólares.

En los partes marítimos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP), por ejemplo, hay registros del paso del Sky por aguas estadounidenses, pero no hay rastro del nombre de Luis Miguel Gallego Basteri, sino de Skyfall Marine, el dueño legal de la embarcación.

El papeleo para la inscripción de la sociedad comercial estuvo a cargo de Madera. En el formulario cumplimentado por el asistente ejecutivo se detalla que el único motivo para abrir la empresa es la adquisición de la embarcación y que el pago proviene de la fortuna del artista. “El saldo promedio de sus cuentas en el último año se ha mantenido en las seis cifras“, se lee en una carta de referencia otorgada por la filial del banco HSBC en EE.UU, que asegura que el cantante había sido su cliente durante 16 años.

En el fondo, un yate es emoción sobre las aguas“, presume el catálogo de Azimut, el fabricante del barco, para la colección Flybridge modelo 2013-2014. “La forma de un pez, la aleta de un tiburón, la espuma del mar… es la naturaleza mi fuente de inspiración“, reseña Stefano Righini, el diseñador de la línea de botes. En la parte superior, la embarcación acoge un amplio salón, con dos sofás opuestos, un jacuzzi, un minibar y un comedor, rematado con una zona para tomar el sol en la popa.

Es justo en la popa donde está uno de los secretos mejor guardados del Sky: la bandera de las Islas Vírgenes Británicas. Además de la opacidad sobre la identidad de los dueños, el territorio caribeño no cobra impuestos a las empresas ni a las embarcaciones. Abrir una empresa como Skyfall Marine costaba apenas 350 dólares y, como depende del Reino Unido, los barcos cuentan con la misma protección que cualquier otra embarcación británica. Lo único que se cobra es una cuota de renovación de derechos que ronda los 1.000 dólares por año. Todas estas son “ventajas” que el propio Gobierno del pequeño archipiélago caribeño promociona en páginas oficiales.

Entre 2006 y 2007 se dio a conocer que Luis Miguel no había pagado los impuestos de su lujoso ático de 346 metros cuadrados en el rascacielos Jade de Miami, con una deuda que superó los 132.000 dólares, y en 2012 se vio obligado a vender la propiedad por supuestos problemas financieros, según reportó la prensa mexicana y estadounidense, hasta que pudo volver a adquirirla este año.

También puede interesarte: FGR cita a comparecer a 5 de los 31 científicos del Conacyt investigados

En 2013, el mismo año en el que compró el Sky, se informó también que tuvo que deshacerse por supuestos problemas económicos de una inmensa mansión de 36.000 metros cuadrados en Playa Bonfil, en la zona de Acapulco Diamante, que es un escenario recurrente en Luis Miguel, La serie.

(Con información de: El País)

¡Ya estamos en Google News! Mantente al día con las noticias más importantes de México y el Mundo, haz clic aquí

DEJA UN COMENTARIO

comentarios