Aunque está recluido en la prisión de máxima seguridad de Colorado, Estados Unidos, Joaquín “El Chapo” Guzmán, también tuvo una feliz Navidad, o lo más cercano a ella, ya que pudo ver después de varios meses a sus mellizas Emalí Guadalupe y María Joaquina.

Las pequeñas mellizas fueron llevadas por su madre Emma Coronel y la abogada puertorriqueña Mariel Colón, quien confirmó la reunión y explicó que no puede revelar lo que se dijo durante el encuentro.

Aclaró que “El Chapo” no pudo tener contacto físico con sus hijas, por lo que no pudo habrazarlas, sin embargo, la visita le dio un “aire de positivismo, de alegría, de querer seguir peleando por su libertad para poder estar con estas criaturas”.

Mariel Colón, se unió a la defensa de Joaquín Guzmán cuando comenzó su juicio en 2017.

Las niñas de ocho años viajaron desde su casa en México para ver a su padre por Navidad, informó Colón a Telemundo durante una entrevista.

“Para las niñas tiene que haber sido duro no poder abrazar a su papá, porque la visita fue a través de un cristal. También para él que está detrás de este vidrio el no poder acercarse a ellas debió ser difícil”, consideró.

Cabe recordar que el líder del Cártel de Sinaloa ingresó a la llamada “Alcatraz de las Rocosas” o ADX en julio de este año, luego de que un jurado en Nueva York lo encontrara culpable de diez cargos, como conspiración internacional para elaborar y distribuir droga, y conspiración para lavar dinero del narcotráfico.

Durante su juicio en Nueva York, previo a su sentencia, “El Chapo” Guzmán, pudo ver en diversas ocasiones a sus hijas, a las que recibía con singular alegría y lágrimas en los ojos.

También te puede interesar: Senador pide cancelar reality show de esposa de “El Chapo”

Las hijas del narcotraficante son las únicas que tienen permitido legalmente ver a su padre, por lo que Emma Coronel, su esposa ni nadie más de su familia tiene derecho a hablar con él o mandarle algún mensaje o saludo.

DEJA UN COMENTARIO

comentarios