Joven fallece por una hemorragia dos semanas después de acudir a una clínica dental donde le sacaron la muela del juicio.

El joven de 26 años, acudió a una clínica dental ubicada en la provincia china de Hunan, donde le sacaron la muela del juicio, y que causó su muerte.

Se trata de Liu Guofan, de quien su familia denuncia murió el pasado 9 de junio con sepsis y una hernia en el cerebro causadas por la hemorragia cerebral que el dentista no se tomó en serio.

La víctima sangró durante más de una semana

Resulta que todo comenzó el 25 de mayo, cuando el joven pidió que le extrajeran la muela que le incomodaba tanto.
Cinco días después, escribió en Zhihu (un foro de preguntas y respuestas en China) que su boca estaba “llena de sangre” y que llevaba varios días sangrando sin parar, además de que sangraba incluso al dormir. Al día siguiente, Liu volvió a la clínica dental para que le suturaran la herida de nuevo, pero eso no paró el sangrado.

Según su hermana, cuenta que el dentista estaba al tanto del problema e incluso le recomendó regresar para suturar la herida.
Fue hasta el 4 de junio, cuando Guofan ingresó a un hospital y fue transferido a cuidados intensivos, pero los médicos no pudieron salvarlo. El registro, el joven tenía fiebre de 40.5 °C y un recuento alto de glóbulos blancos, así que su cuerpo estaba haciendo frente a una infección.

Asimismo, un informe de hematología expedido concluyó que muy probablemente sufría leucemia mieloide aguda, lo que significaría que era más vulnerable a infecciones simples que de no ser tratadas resultan mortales.

En consecuencia, sus familia señalan al dentista de negligencia y exigen a la clínica hacerse responsable. “Él incluso se reía conmigo diciendo: ‘estoy sangrando tanto que creo que me voy a morir‘”, cuenta la hermana.