Poco después de ser encontrada en la playa Boca Raton en Florida, la tortuga bebé perdió la vida.

La cría de tortuga marina que llegó a una playa en Florida y luego murió, tenía al menos
104 piezas de plástico en su intestino, según informó el centro Gumbo Limbo, con sede
en ese estado.

En el centro de rehabilitación de tortugas en Florida informó que halló a una tortuga marina bebé en la playa, en condiciones graves.

Según un medio local, Emily Mirowsky, de 29 años, encontró al pequeño animal en la playa Boca Raton, Florida, sin embargo, éste no se movía mucho.

La joven explicó que el caparazón de la tortuga estaba en buenas condiciones y que era lo
suficiente pequeña para caber en la palma de una mano. Sin embargo, el animal murió poco después de haber sido encontrado.

El proceso de determinar la causa de la muerte de la tortuga, la joven encontró 104 piezas de plástico en su interior.

Not such a happy #TurtleTuesday this week. It's washback season at Gumbo Limbo and weak, tiny turtles are washing up…

Posted by Gumbo Limbo Nature Center, Inc. on Tuesday, October 1, 2019

“Cada vez que ella cortaba, salía más plástico de su estómago”, dijo Whitney Crowder, quien dirige el centro de rehabilitación donde la tortuga fue tratada.

El lugar publicó en Facebook una imagen del animal muerto y con los pedazos de plástico
un lado de éste. “Este es un triste recordatorio de que todos tenemos que hacer nuestra parte para mantener nuestros océanos libres de plástico” escribió en Facebook.

Además la directora del lugar dijo al medio británico que el plástico en el interior de las tortugas es un problema que ve muy seguido, pues los animales llegan a una línea de maleza donde es inevitable que las más pequeñas coman la basura que se acumula en ese sitio. Explicó que el plástico bloquea los sistemas de las tortugas y algunos pinchan sus
estómagos.