Trump implica a Slim en la 'conspiración'

El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, acusó ayer viernes a Carlos Slim de inmiscuirse y entrometerse en la campaña en favor de su rival demócrata, Hillary Clinton.

Trump, quien en los últimos días ha potenciado su teoría de la conspiración, en la que asegura que el sistema está amañado en su contra para que no gane la Casa Blanca, señaló al multimillonario mexicano, accionista de “The New York Times” (tiene 16 % de sus acciones) y gran donante de la Fundación Clinton (“ha dado millones y millones”, según el magnate), como uno de los principales nombres tras el complot contra sus aspiraciones presidenciales.

El ataque a la cuarta fortuna del mundo, según Forbes (se calcula que tiene 48 mil 500 millones de dólares) es para Trump un dardo venenoso para golpear de forma triple. Acusando a Slim quiere desacreditar a los medios de comunicación, blanco preferido del republicano desde la campaña de primarias por su “deshonestidad”; poner en duda la “honorabilidad” de Clinton y su fundación, no sólo por sus lazos con altas fortunas, sino por el conflicto de interés que presuntamente aplicó cuando era secretaria de Estado -uno de sus talones de Aquiles permanente-; y, por supuesto, hacer resurgir e insinuar todos los insultos (“violadores, criminales”) y ataques contra los mexicanos. “Como saben, Carlos [Slim] viene de México”, se encargó de remarcar.

“Los reporteros del New York Times no son periodistas: son lobistas corporativos para Carlos Slim y Hillary Clinton”, aseguró el republicano en un mitin en el estado clave de Carolina del Norte, en el cual volvió la violencia tras la agresión a un manifestante por parte de los seguidores del magnate.

Para Trump, la aparición constante de casos en su contra por acoso sexual forma parte de un complot en el que estarían detrás Slim y Clinton, ayudándose de todos los poderes fácticos posibles. Según dijo, no hay “periódico más corrupto que el decante y fallido New York Times”, al que tiene entre ceja y ceja de sus ataques, después de que publicara hace un par de semanas un extracto de sus declaraciones de impuestos, que demostraba que en las últimas dos décadas no realizó el pago.

“Tenemos que evitar que las grandes corporaciones y sus directivos decidan el resultado (…) de nuestras elecciones. No pueden hacerlo y no se lo vamos a permitir”, anunció Trump, en una frase que podría insinuar, según algunos, que no aceptará una derrota electoral en caso de producirse.

Los rumores de que el republicano iba a usar a Slim en sus ataques corrían entre los medios de comunicación desde el jueves por la noche. Antes del discurso y la acusación, Arturo Elías Ayub, director de Alianzas Estratégicas de América Móvil, declaró que al empresario mexicano no le importa la vida del republicano. “Sólo te puedo decir que el ingeniero Slim no lo conoce [a Trump] ni de vista y no le interesa en lo más mínimo su vida personal”, señaló.

Es probable que Trump, en los 24 días que quedan de campaña, no va a cambiar ni un ápice su tono agresivo y desafiante. Las teorías del complot en un sistema amañado se multiplican, y serán con toda probabilidad la tónica de sus declaraciones públicas hasta el 8 de noviembre, cuando se celebren “las elecciones más importantes de nuestras vidas”.

Ayer viernes, según la media de sondeos realizada por Real Clear Politics, Clinton superaba al republicano en 6.7 puntos. “Ataque se responde con ataque” es uno de sus lemas, y ante las recientes críticas de abusos sexuales y denigración de la mujer, el republicano no hace otra cosa que responder amenazante.

Ayer viernes aparecieron dos nuevas mujeres que denunciaron haber sido vejadas sexualmente por Trump, con lo que ya son más de una docena las que le han acusado de acoso. “Nunca las conocí, no tengo ni idea de quienes son”, aseguró el magnate, implicando que todas las denunciantes son unas “mentirosas” que forman parte del complot orquestado por los Clinton, Slim y la prensa controlada por ambos, y que son chicas que quieren “fama”.

“Todo son mentiras. Las historias son falsas, y lo único que digo es que, ojalá, nuestro movimiento patriótico pueda derrotar este terrible engaño”, remató.

Carece de ‘honestidad básica’, afirma Obama

El presidente Barack Obama acusó ayer a Donald Trump de carecer de “honestidad básica” por su actitud hacia las mujeres, los mexicanos, los discapacitados, los veteranos, los musulmanes y las familias que perdieron a sus hijos en la guerra.

“No tiene el temperamento, no tiene el conocimiento, parece no tener ni el interés en adquirir el conocimiento o la honestidad básica que necesita tener un presidente”, dijo Obama en una de las críticas más directas al candidato presidencial republicano.

El mandatario estadunidense acusó a Trump de arrastrar la elección a lo más bajo posible y hacerla tan “tóxica” que los votantes no acudan a las urnas a votar el 8 de noviembre próximo. (Notimex)

DEJA UN COMENTARIO

comentarios