Chetumal.-Más de una tonelada de cocaína fue asegurada por autoridades beliceñas, al interceptar un avioneta bimotor que aterrizó de forma clandestina en la frontera de este país, acción que derivó incluso en una balacera.

Autoridades policiacas de Belice sorprendieron a presuntos narcontraficantes al momento que aterrizaban en una avioneta de forma clandestina en una zona selvática en el distrito de Blue Creek.

Después de un intercambio de disparos, los policías lograron detener a tres personas, dos presuntos narcotraficantes mexicanos y un oficial de policía de Belice. El piloto logró darse a la fuga.

La aeronave traía más de una tonelada de cocaína, al parecer procedente de Colombia.
En lo que va del año, ha repuntado el número de avionetas abandonadas o estrelladas halladas en la frontera entre Quintana Roo y Belice, indicativo de un aumento en la actividad de esta ruta de trasiego de drogas.

1 COMENTARIO

Comments are closed.