Foto: Mónica Segura

Nuevo León, Monterrey.-Su nombre era Mónica Segura, tenía 22 años de edad y estaba embarazada de ocho meses; su vida se vio frustrada cuando le realizaron un corte en el abdomen con un objeto punzocortante para arrancarle del vientre a su bebé.

Los hechos ocurrieron el pasado 1 de junio, luego de Mónica fuera a una cita con una mujer que le prometió regalarle ropa al bebé, en el centro de Monterrey. La mujer que la engañó, usó el nombre falso de “Ana Paula Covarrubias Contreras”, y contactó a la futura madre por redes sociales para ofrecerle las prendas que supuestamente “eran de un hijo que había perdido recientemente”.

Al no ver llegar a Mónica sus familiares se acercaron a las autoridades y comenzaron la búsqueda y colgaron letreros por la ciudad pero fue hasta el 21 de junio, que la Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León, informó que hubo una detención relacionada con el caso, Yuli “N”, la mujer que se hizo pasar por Ana Paola Covarrubias.

La mujer tenía a una bebé recién nacida, y al hacerle la prueba de ADN, resultó ser hija de Mónica Segura. Fue el 26 de junio cuando fue hallado el cuerpo de la joven en una finca abandonada de la colonia Valle de Vaquerías.

El el 27 de junio, el Ministerio Público, informó:”La Fiscalía General de Justicia de Nuevo León informa a la comunidad que después de las intensas investigaciones realizadas tras su desaparición, se ha identificado a través de pruebas de ADN el cuerpo de la ciudadana Mónica Segura Temich, el cual fue localizado en una finca en el municipio de Juárez, Nuevo León”.

Se informó que la detenida secuestró a la víctima y la llevó una estancia canina, donde cortó el estómago de la joven y le arrancó al bebé del vientre. Lo puso en una incubadora. La madre murió de un shock hipovolémico secundario, provocado por la pérdida severa de sangre.

También te puede interesar: Hallan cadáver de bebé al interior de una mochila abandonada

Cabe decir que hay otras jóvenes contactadas por el perfil falso en redes sociales de Yuli “N”, por lo que no se descarta que se trate de una red de tráfico infantil.

Mónica dejó huérfanos a dos hijos y la bebé, según informó su familia a medios de comunicación locales.