A consulta pública expansión del ecocida hotel El Cid de Puerto Morelos

Puerto Morelos.- El proyecto para la polémica expansión del hotel El Cid será sometida mañana a consulta pública por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), aunque ambientalistas denuncian que sobre la zona pesa una clausura, por la tala de manglar, sin siquiera contar con permisos ambientales, desde 2017.

El proyecto se llama “Ampliación de los lotes 36, 37, 38 y 39 del Plan Maestro El Cid” y derivan de la adquisición y modificación de varios terrenos por este complejo hotelero, para así poder construir una nueva etapa manteniendo los coeficientes de ocupación y aprovechando que después de una “reforestación” por el huracán Wilma, una zona quedó supuestamente desprovista de manglar.

Según la Manifestación de Impacto Ambiental, el proyecto ingresado por Laminama S.A. de C.V. plantea ampliar el hotel hacia el sur para construir 326 cuartos adicionales, con una inversión de 428 millones de pesos.

El periodo de consulta abre mañana y dura hasta el 19, para que cualquier persona o asociación emita sus objeciones.

Sin embargo, la ambientalista Katerine Ender Córdoba asegura que la zona donde pretende expandirse sí contiene manglar, el que desde hace años es destruido gradualmente, a través de cortes en su circulación y por tala directa, lo que ha sido documentado ampliamente por ciudadanos, y que incluso derivo en una clausura por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

A pesar de continuar los trabajos de relleno y de tala, a la fecha no hay sellos de clausura ni acción de la autoridad para detener este desacato.

En la última denuncia por devastación de esta especie protegida, ante la Fiscalía General de la República, la autoridad federal se negó a reconocer a su asociación como víctima, por lo que le impedía acceso a la carpeta de investigación. Ante ello, la ambientalista debió ampararse, para que un juez obligara a la FGR a otorgarle esta categoría.

Al revisar la carpeta, el Movimiento en Pro de los Derechos del Pueblo comprobó que en esta zona no se cuentan con permisos por parte de Semarnat, lo que significa que se incurre en un delito federal, así como en omisión por parte de las autoridades que permiten que los trabajos prosigan, pese a las denuncias realizadas, tanto de ambientalistas como de la directora del Parque Nacional Arrecifes de Puerto Morelos.

Al apenas estar solicitándose los permisos ambientales ahora, por una devastación que avanza desde hace dos años, un grupo de 600 portomorelenses solicitaron en días pasados un amparo para la suspensión de los trabajos, con expediente 1091/2019.

Según Ender Córdova, Semarnat está impedida para entregar los permisos solicitados, pues hay denuncias penales pendientes por resolverse.