Aguakan recicla taparroscas a favor del Día Mundial contra el Cáncer Infantil

19
  • Cada año se reportan entre 175,000 y 250,000 casos nuevos.
  • Desde el 10 de febrero se empezó con la recolección de tapas

El Día Mundial contra el Cáncer Infantil busca informar y sensibilizar sobre esta enfermedad con la finalidad de promover la inclusión del menor en un entorno social y familiar. Durante este año, Aguakan impulsa la iniciativa de instalar contenedores en sus Centros de Atención a Clientes para la recolecta de todo tipo de taparroscas de plástico, las cuales serán donadas al Banco de Tapitas, fundación encargada de generar recursos con ellas para pacientes con algún diagnóstico de cáncer en México.

La colocación de estos recipientes comenzó el pasado 10 de febrero con la participación de colaboradores de la empresa en Cancún, en donde los clientes podrán acudir a depositar sus tapitas durante todo el año. La concesionaria hará efectiva la entrega formal el próximo jueves 27 del mes en curso en un evento organizado por la fundación llamado “Tapatón” en el parque de las Palapas.

Con estas acciones la concesionaria busca hacer una aportación considerable a la fundación con la finalidad de seguir apoyando a pacientes de 0 a 21 años con esta enfermedad en todo el país, y con ello, poder complementar sus tratamientos, terapias, medicamentos y otros cuidados.

“Gracias al apoyo de la comunidad, Aguakan funge este año nuevamente como centro de acopio para juntar la mayor cantidad de tapitas posible, posteriormente las llevamos a la fundación con la finalidad de generar ingresos para costear los tratamientos de los pequeños”, aseguró Alejandra Mayorga, Responsable de Relaciones con la Comunidad de Aguakan.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) el Cáncer Infantil representa el cinco por ciento de todos los tumores malignos, año con año se reportan entre 175,000 y 250,000 casos nuevos, con una incidencia mayor entre cuatro y nueve años de edad.

En este sentido, para Aguakan es fundamental generar múltiples líneas de trabajo que favorezcan y reinserten a los niños con este padecimiento a actividades recreativas y educativas, beneficiando el desarrollo de sus capacidades físicas y mentales.